Un equipo de investigadores y científicos pertenecientes al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) están poniendo en marcha spray bucal antiviral con el que se pueda hacer frente a la pandemia del Coronavirus. No se trata de una vacuna, sino de un sistema preventivo que permite a las personas protegerse de esta enfermedad. A través de un sistema muy eficaz que lo que hace es engañar al COVID-19 para que no pueda infectar a los usuarios de este producto.

Al fin y al cabo se trata de un sencillo pero potente dispositivo que está dotado de unas biomoléculas que se caracterizan por su imitación a la superficie de la célula donde se adhiere el coronavirus.

De esta forma, su finalidad es atrapar al virus y como consecuencia de esta actuación se detiene su propagación.

El trabajo que está llevando a cabo el equipo del Consejo Superior de Investigaciones Científicas podría tener resultados positivos en breve. Si fuese de esta forma, el spray podría comercializarse en pocos meses y antes de que estuviese en el mercado la vacuna contra el coronavirus. Esta, según todas las previsiones, podría estar en el mejor de los escenarios durante el primer trimestre del próximo año.

El uso del spray bucal antiviral sería muy fácil ya que solo habría que aplicarlo sobre la cavidad bucal unas cuantas veces al día. En especial, cuando se está en escenarios de mayor vulnerabilidad para ser contagiados por este virus en las vías respiratorias.

Engañar al coronavirus para frenar su expansión

En cualquier caso, los investigadores encargadas de culminar este proyecto han respondido sobre la seguridad y eficacia del spray. Al poner de manifiesto que “si confirmamos que estas moléculas estén en disposición de detener la infección, no cabe duda de que estaríamos en un nivel en el que podríamos alcanzar un antiviral de amplio espectro”.

No en vano, en su desarrollo se ha optado por emplear una estrategia que tiene como objetivo engañar al virus para que de esta manera se puedan frenar los contagios del coronavirus entre buena parte de la población.

Sistema válido para otros virus emergentes

Los investigadores del CSIC al pensar que el coronavirus se inicia en la zona bucal y faringes de los seres humanos son de la opinión de la formulación de un spray de estas características permitirán parar al virus de una manera muy eficaz.

Sin que este producto tenga efectos secundarios ni contraindicaciones para que pueda ser usado por las personas en el momento en que esté disponible. Aunque los responsables de este proyecto también apunta a que “este spray bucal se podía adaptar a otros virus emergentes que puedan aparecer en el futuro, y no solo al coronavirus.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!