Las empresas farmacéuticas, paso a paso, están avanzando para encontrar, por fin, la vacuna contra el Coronavirus. La última en sumarse a esta carrera científica es Pfizer y su socia BioNTech, que han obtenido la certificación por parte del órgano regulador de Estados Unidos para la aprobación por vía rápida de dos firmes solicitantes que se encarguen de la comercialización las tan esperadas vacunas.

En cualquier caso, se trata de las más avanzadas en los ensayos clínicos llevados a cabo en Estados Unidos y Europa. Tal ha sido el optimismo, que la noticia ha despertado entre la población que las acciones de Pfizer han subido algo más del 2 %, en el mercado de renta variable estadounidense.

Habrá 100 millones de dosis para luchar contra el coronavirus

La compañía ha confirmado, que con este nuevo paso en el proceso, si los estudios se desarrollan positivamente, la vacuna contra el coronavirus podría estar lista en las últimas semanas del año. Para disponer una dosis para su administración en la población de 100 millones y que irían mayoritariamente al mercado norteamericano, unos de los más afectados en la actual pandemia.

“Con la posibilidad de superar los 1.200 millones de dosis a finales de 2021", según informan en un nota de prensa. Las dos candidatas son BT162b1 y BNT162b2 y ambas se caracterizan por estar desarrolladas en una tecnología de ARN mensajero.

El gran ensayo podría comenzar a finales de julio

Por otra parte, las farmacéuticas han constatado que estas dos vacunas se toleran muy bien en el organismo humano, tras haber pasado las primeras fases en sus respectivos ensayos clínicos. El hecho de que hayan obtenido el estatus de “vía rápida” por parte de la Administración de Fármacos y Alimentos (FDA), les permite un mayor progreso en la creación de las nuevas vacunas para luchar contra la COVID- 19.

Mientras que por otro lado, las compañías responsables de su futura distribución esperan comenzar el gran ensayo, a partir de los últimos días del mes de julio. Con la participación de hasta 30.000 voluntarios, una de las cifras más altas dentro de estas pruebas.

Se disipan las esperanzas para aligerar los plazos

Esta noticia ha puesto otro hecho, que ya había adelantado la comunidad científica y es que será muy complejo que la vacuna contra el coronavirus esté disponible antes de diciembre. A pesar de algunos rumores intencionados por parte de las empresas farmacéuticas en su deseo de rentabilizar el proceso previo para su desarrollo.

Es decir, que si todo se desarrolla tal y como está previsto no se podría aplicar en la población durante la posible segunda ola del coronavirus, que tendría lugar al principio del otoño. Con especial incidencia, en algunos de los países más poblados del planeta, como por ejemplo: Estados Unidos y Brasil.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!