Ocurrió en la localidad gallega de Vilagarcía de Arousa y no se trató de una de las muchas peleas que tienen los jóvenes en los locales de ocio por la noche. En esta ocasión el desencadenante fue el Coronavirus ya que los bandos de los jóvenes madrileños y gallegos se reprocharon entre sí que eran portadores de esta enfermedad vírica y lo podían exportar a los restantes. Al final el resultado fue una grave trifulca en la que se vieron envueltos una treintena de chavales que se achacaban la propagación de la Covid-19.

Según las informaciones del diario ABC, el detonante fue ocasionado por unas recriminaciones de unos chicos de la zona a otros que procedían de una zona muy populosa de la Comunidad de Madrid.

Al punto de que llegaron a lanzarse acusaciones los unos a los otros a altas horas de la noche.

Acusaciones entre los jóvenes de llevar el coronavirus

Ambos grupos de jóvenes se recriminaban mutuas acusaciones sobre que eran portadores del coronavirus y se manifestaban los unos sobre los otros a que se fueran de la zona de copas. Los locales increparon a los foráneos que estaban de vacaciones en tierras gallegas que habían traído el virus al provenir de una de las comunidades autónomas con más casos de contagios durante la pandemia.

Un hecho que molestó notablemente a los visitantes que no tardaron en responder a las provocaciones. Aunque algunos testigos recogidos en el Diario de Arousa apuntan a que el motivo fue que el primero de los grupos no permitió el acceso al local nocturno a los jóvenes veraneantes.

Intervención de la policía nacional y local

El resultado final de estas provocaciones fue el inicio de una espectacular riña entre los dos grupos de jóvenes que salieron a disfrutar de la noche en esta localidad pontevedresa. En donde las actuaciones se fueron radicalizando y hasta el punto de que terminaron a golpes e incluso llovieron las piedras para tratar de imponer sus exigencias.

Con un balance de varios heridos de carácter leve y que requirió la presencia, tanto de la policía local de Vilagarcía de Arousa como de efectivos de la Policía Nacional destacados en Pontevedra ante el cariz que estaba tomando el asunto.

Identificados 11 jóvenes

En cualquier caso, se vivieron momento de especial tensión entre ambos grupos y que acabaron con la identificación por parte de la policía de 11 personas que estuvieron implicados en la trifulca.

Al igual que hubo tres denuncias presentadas por los hechos que se desarrollaron en la noche de esta localidad veraniega. Como consecuencia de estos incidentes, el próximo lunes están citados para declarar algunos de los chicos que intervinieron en estos actos. Ante el temor de los lugareños a que estas actuaciones se puedan repetir en los próximos días.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!