La Sociedad Española de Epidemiología (SEE) ha decidido posicionarse en contra del tabaco en la lucha, que la sociedad está librando contra el Coronavirus; Después de que hayan demandado al presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, su deseo de que no se pueda fumar en playas y terrazas. Para apoyar esta medida han decidido enviar un documento en el cual se especifican los espacios en donde es muy importante, que se ejecute esta prohibición.

Entre las áreas que deberán permanecer libres de humo, también se incluyen los coches particulares que por el momento están habilitados para ejercer este hábito del consumo de tabaco.

Al igual que en las paradas de los transportes públicos (metro, tren o autobús), recintos deportivos o espectáculos aire libre, entre otros.

Ampliar los espacios libres de humo

En la nota de prensa que ha emitido el Grupo de Trabajo de Tabaquismo de la Sociedad Española de Epidemiología pone el acento en ampliar los espacios, considerados como libres de humo. El objetivo de ampliarlos se basa en los efectos que se pueden generar para proteger a la población de posibles contagios del coronavirus, que se transmitirían por medio del tabaco.

Mientras que por otra parte, también ponen de manifiesto el riesgo de contraer esta enfermedad vírica, no solo a los fumadores, sino también a las personas que no tienen este hábito social.

Al estar espacios con humo de tabaco, llevarse un cigarrillo a la boca puede elevar la exposición al COVID 19.

Gotas de agua con el coronavirus

Uno de los motivos a los que acuden este grupo de epidemiólogos para respaldar la decisión se debe a que el grupo de los fumadores asintomáticos están en condiciones de lanzar gotas de agua, que llevan incorporado el virus SARS-CoV-2.

Al punto de exponer el riesgo de contagio al resto de la población que están en contacto con ellos. Un aspecto que ha sido ya advertido, por parte de las autoridades sanitarias y científica a nivel internacional. Pudiendo ser una peligrosa vía de infección en ambientes comunitarios de especial densidad.

No en vano algunas comunidades autónomas ya están pensando limitar a los fumadores algunos espacios al aire libre, como norma de prevención para combatir al virus.

Espacios no regulados por ley

Uno de los aspectos más relevantes en los que inciden este grupo de epidemiólogos es el que se refiere a la regulación de estos espacios para poder fumar. En este sentido, desde la Sociedad Española de Epidemiología se considera que todavía queda mucho por hacer. Debido a que existen, tanto espacios interiores como exteriores que no están regulados. Como por ejemplo, las terrazas interiores de bares y restaurantes y que en estos días tienen una gran demanda de clientes. Pero que en opinión de la SEE se convierten en un foco de infección, en especial para las personas que están a su alrededor o los menores.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!