Anuncios
Anuncios
2

En el mundo de la tecnología (y en muchos otros), es muy habitual que hablemos de las filtraciones o "leaks" alrededor de las novedades más esperadas por parte de las empresas que impulsan el sector.

Lo menos tradicional es que sea un producto de #Apple el que salte a la palestra mucho antes de su presentación y menos en la modalidad en la que hoy analizamos.

Dos de las principales incógnitas acerca del próximo iPhone son sin duda el diseño y los sistemas de reconocimiento y seguridad. Ambas características van de la mano, ya que la existencia de la primera lleva como consecuencia a la segunda. Tal y como se viene rumoreando, este año llegaría un modelo especial del terminal estrella de la compañía.

Anuncios

Este nuevo modelo podría romper el diseño y a la par seguir la tendencia actual acerca de los marcos frontales que rodean la pantalla. La parte delantera de este nuevo #Iphone podría tener una relación pantalla-a-cuerpo muy elevada, copando prácticamente el 100% de la superficie.

Decimos así que la segunda característica es necesariamente condicionada por esta decisión en cuanto al diseño. Al no quedar espacio en el frontal es casi una pregunta obligada cuestionar dónde irá colocado el lector de huellas TouchID. Pues bien, parece que la posibilidad de que no exista cobra fuerza y lo hace a favor de un sistema de reconocimiento facial 3D por medio de un sensor láser.

Todo ello, que ha ido siendo conocido en el transcurso del desarrollo por los ojos curiosos de algunos afortunados que tienen la posibilidad de acceder a los prototipos de Apple, podría quedar hoy al descubierto.

Anuncios

Hace tan solo unos días, una publicación accidental del código fuente de HomePod, el dispositivo doméstico con Inteligencia Artificial y Siri integrado, era capturado por los usuarios más aviesos y analizado minuciosamente.

La comunidad descubre los secretos mejor guardados de Apple

Uno de los intrépidos desarrolladores, Troughton-Smith, parece haber descubierto detalles importantes dentro de este código que confirmarían los rumores. Al menos uno de los iPhone presentados este año, tendría el diseño tan comentado por la red con un frontal con pantalla completa, en el que cámaras y marco quedarían en un fino perfil superior.

Además, se puede leer claramente en el código filtrado una referencia directa a la detección del rostro. Queda así confirmada la teoría de que, al menos en un prototipo, esta característica podría llegar al nuevo iPhone décimo aniversario.

No debemos olvidar que todo lo relacionado con las filtraciones queda siempre en entredicho. Los de Cupertino, son unos maestros del despiste que ponen sobre la mesa hasta 20 prototipos distintos, de los cuales todos menos el definitivo quedan descartados en fases tardías del desarrollo.

Anuncios

Con esto queremos decir que un giro inesperado de los acontecimientos puede cambiarlo todo en la versión definitiva.

El décimo aniversario es el escenario perfecto para colocar en el mercado un producto espectacular que haga gala del poderío de una empresa que reúne tantos seguidores como detractores pero lo que tenemos por seguro es que, como siempre, no dejará indiferente a nadie.