#WhatsApp es la mayor aplicación de mensajería, millones de usuarios acceden cada día a esta aplicación debido a que es una de las mejores formas de comunicarse con la gente. Este servicio gratuito perteneciente a Facebook, se ha convertido en uno de los mayores portales de #Bulos y #Estafas del mundo. A más de una persona le ha llegado alguna vez un mensaje notificando de, por ejemplo, una alerta de atentado inminente, o de que instalen esta aplicación, para que su número de teléfono no desaparezca del mapa, y es que los bulos y las estafas de esta red social ya se han convertido en algo común, pero molesto para miles y miles de usuarios.

Estos días hemos sabido que hay una nueva estafa circulando por esta red social, además de que el famoso bulo ''no marcar 90#'' ha vuelto a aparecer en las conversaciones, pero...¿cómo se consigue que un mensaje llegue a tanta gente? Muy fácil, un usuario se inventa el bulo, y lo envía a todos sus contactos.

Anuncios
Anuncios

Una parte de estos usuarios se creen la falsa noticia, y lo hacen llegar a sus demás contactos y grupos. Así consecutivamente.

No marcar 90#

Este bulo fue muy conocido hace unos años; un usuario redactó un falso documento avisando de que si recibíamos una llamada del servicio técnico u operadoras y te decían que marcaras el 90# (nueve cero almohadilla) colgáramos el teléfono, ya que si no, nos suscribían a un servicio SMS premium. Este bulo ha vuelto ha aparecer, pero de una forma más rebuscada, y es que en este caso, nuestra línea de teléfono se convertiría en receptora, haciendo que todas las llamadas que hagan se te cobren a ti. La policía ya ha comentado a través de sus redes sociales que se trata de un bulo, y que lo mejor que se puede hacer es ignorarlo.

Más estafas en WhatsApp

Aunque los bulos sean una forma de asustar a la gente, el usuario que los crea no consigue nada a cambio, pero las estafas en esta red social son mucho más peligrosas.

Anuncios

Hoy, la policía ha informado de varias. Una de ellas, la de un mensaje que nos informa de que hemos ganado un Toyota por la cara, y para canjear tu premio tienes que llamar a un número de teléfono. Otra estafa vista estos días es la del envío de un documento en distintos formatos, si lo abrimos, dejamos escapar un virus que es capaz de conseguir nuestros datos personales.

Sí, parece ser que lo que en principio era una de las mejores aplicaciones para chatear con nuestros amigos y familiares, se ha convertido en un portal de bulos y estafas. Por lo que hay que tener mucho cuidado a la hora de abrir distintos archivos enviados, y desconfiar de los ''sorteos'', ''avisos policiales'' y demás bulos enviados por este servicio de mensajería.