Ni que decir tiene la profesionalidad de Antonio García Ferreras, con una fórmula que tanto éxito le dio durante la crisis del PSOE en octubre del año pasado, cuando se tumbó por goleada a Pedro Sánchez, día en el que #LA sexta fue líder de audiencia con un 11'6% y por la mañana fue mucho mejor, un 19'2 de cuota y casi dos millones de espectadores.

El presentador de 'Al Rojo Vivo' de La Sexta fue el conductor, ayer domingo 21 de mayo, el informativo de la cadena por las elecciones primarias para elegir secretario general para el partido socialista de España.

En ese programa Ferreras hizo algo que nos sorprendió mucho a todos, cambió su vestimenta normal y se puso la camisa blanca que suele utilizar para las ocasiones importantes, pero nos viene una duda a la cabeza, no sabemos si lo hizo por la elección de Pedro Sánchez como secretario general o por otro motivo aparte.

Anuncios
Anuncios

Y con esto recordamos que las últimas veces que Ferreras optó por este color de su camisa coincidió con un éxito del Real Madrid, aunque en esa ocasión se trataba de baloncesto, y anoche, el equipo blanco conquistó la trigésima tercera Liga, por lo que se disolvió la duda respecto de su cambio al blanco, todo cuadra.

El director de los informativos de La Sexta fue el que presentó por todo lo alto el nuevo culebrón del PSOE y el programa "Al rojo vivo" mantuvo un ritmo imparable con cámaras tanto dentro como fuera, música de estilo épico e informaciones de última hora con una gran cantidad de trucos para llamar la atención del espectador.

La Sexta se encargó de recoger la llegada de los candidatos, cuando salió Ferraz había dos micrófonos esperando y dentro una gran Cristina Pardo, en directo y la tercera parada la hizo la presentadora de "El Objetivo" Ana Pastor, la cual reservó una silla dentro de Ferraz, para así conseguir una buena entrevista con los protagonistas de la noche, todo muy bien atado como podéis leer.

Anuncios

La cadena tampoco se olvidó del protagonista del día, que sin duda era el socialismo y aprovechó la conexión que poseía en Sevilla, Madrid y Vizcaya, y así dar a los espectadores un recuento de los votos en directo, los militantes estuvieron a la salida de Ferraz y fueron tanto admiradores como detractores mezclando el salseo que la #Televisión necesita. Todo un espectáculo que tuvo su recompensa ya que fue lo más visto.

En resumen, que la Sexta una noche más hizo sentir a todos los espectadores manteniéndoles enganchados al otro lado de la pantalla.