Alyson Eckmann y Daniela Blume llevan dos meses con una guerra subterránea que solo en algunos momentos puntuales pasa a la superficie. El último jueves, después de que #Gran Hermano VIP mostrara a la catalana las críticas que la americana le había dedicado, la batalla entre ambas se hizo más evidente que nunca. Y es que la locutora de radio amenazó a su ex compañera con adoptar esa misma actitud “para hundirla”.

Tras eso, las dos tratan de dedicarse el trato mínimo y cordial, si llega, pero a la mínima salta la chispa entre ellas de nuevo. Del jueves al domingo su relación fue la justa, pero en los posicionamientos del Debate pudo percibirse la tensión.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, este martes, se enfrentaron cuando menos se lo esperaban sus compañeras y la audiencia.

Las semifinalistas asistieron a una fiesta en la que pudieron ver las mejores fotografías de esta edición de Gran Hermano VIP 5 y los vídeos de presentación de cada concursante, algo habitual cuando el reality llega a su fin. Melancólicas y emocionadas, se sorprendieron de todo lo que habían pasado en Guadalix, y Elettra Lamborghini decidió proponer un brindis “por el buen rollo que hay en la casa”, haciendo referencia a la relación cordial y deportiva que hay entre las cinco candidatas a llevarse el maletín.

Sin embargo algo detonó el conflicto. Daniela, al escuchar las palabras de Elettra, puso cara de no estar muy de acuerdo con ella, aunque brindó junto a las demás. Alyson, que percibió el gesto de su rostro, se lo recriminó. Y es que la americana llevaba rato contrariada también por un comentario de la catalana, que afirmó sentirse como una idiota al ver fotografías en las que aparecía unida a su ex compañera de trabajo. Aly quiso aclararle que cada vez que la abrazó o le dio la mano lo hacía de corazón, algo que para Daniela no es compatible con las críticas que había hecho sobre ella.

Anuncios

Y es que la ex de Uri Sabat afirma haber vivido una mentira y no entiende que su ex compañera tuviera momentos cariñosos con ella y luego fuera hablando con otros concursantes criticándola. Además, considera a la estadounidense única culpable de todo. La audiencia, por su parte, ha podido asistir en directo a un proceso claramente humano, en el que a partir de una relación de afecto entre dos personas, una de ellas, que ya arrastraba desconfianza desde antes del concurso hacia la otra, ha ido desencantándose y compartiendo con sus compañeros y los espectadores sus sensaciones. Quizás demasiado contundente, tal vez demasiado transparente.

Alyson defiende el legítimo derecho a no sentirse cómoda con una compañera de trabajo a la que evitaba fuera de él y sobre la que ha ido desconfiando con el paso del tiempo. Además, no le gustan las caras 'bordes' que Daniela pone desde el principio del concurso y sus malas contestaciones, que le dan a entender que se calla pensamientos negativos hacia ella.

Anuncios

Pero contra la versión de la catalana, que sostiene que entre ambas había algo más que compañerismo y rozaban la amistad, (lo que le ayuda a defender que la americana la ha traicionado) recientemente Uri Sabat afirmó que entre ambas la tensión era evidente ya en su etapa en Los 40. Daniela se siente traicionada pero lo cierto es que ya al principio del concurso ella se acercó mucho más a Aless Gibaja y a Elettra que a Aly, mientras ésta se mostró independiente, lo que le costó más de una nominación.

La discusión entre ambas, cargada de reproches y sin una conclusión clara más allá de su evidente forma diferente de ver la vida y de valorar su relación y los hechos que las han llevado a distanciarse, la pueden ver íntegra en el siguiente vídeo.

Ambas se están jugando ser la ganadora de Gran Hermano VIP 5. Y es que a día de hoy, solo contabilizando los votos que están emitiendo los usuarios de Twitter, Alyson ya cuenta con más de 14.000 y Daniela sobrepasa por poco los 13.500. A esto hay que sumarle la participación de la audiencia no organizada, que acabará de decidir la ganadora del concurso. #DANIELA BLUME #Alyson Eckmann