Aunque muchas veces parezca lo contrario, no todo el mundo acepta cualquier proposición por una cantidad ingente de dinero. Así lo demuestran los hechos y muchas de las celebrities patrias que han dicho no a lo largo de las ediciones emitidas de Gran Hermano VIP por un lado y de #Supervivientes por otro.

En el caso de este último, y ciñéndonos a esta edición presente, también ha habido unos cuantos nombres que, pese a ser tentados con cifras que muchos de nosotros no podríamos resistir, se han mantenido en sus trece considerando que "no toca", y optando por seguir su carrera profesional en paralelo al programa.

Ese es el caso de, por ejemplo, Pelayo Díaz, el estilista de 'Cámbiame' quien habría preferido seguir adelante con el proyecto televisivo que lo ha puesto en lo más alto de su fama, en lugar de tomar el dinero fácil que, en muchos casos, se torna en "pan para hoy hambre para mañana" si las cosas no le hubiera salido como hubiera querido en la isla.

Anuncios
Anuncios

Un 'NO' que la productora habría recibido también de la vedette y fiel votante del Partido Popular, Norma Duval, quien habría comunicado en más de una ocasión que no le interesa participar ni en GH VIP ni en Supervivientes, a pesar de la cantidad que le puedan poner encima de la mesa. No es para ella.

El caso de Mario Vaquerizo es muy curioso, ya que en su caso no es un asunto monetario ni de imagen, sino más bien de no querer sufrir durante un tiempo, dado que no tiene ninguna necesidad de hacerlo. Además, se define como alérgico al sol. Alaska, a quien también se lo habría ofrecido, sólo estaría interesada en enrolarse en una 'vuelta' de Hotel Glam.

Uno que ha dicho que no por no llegar a su caché habría sido Jesulín de Ubrique, según se apunta de Cotilleo.es. Este sólo hubiera aceptado por un millón de euros, cifra que el programa nunca se llegó a plantear asumir.

Anuncios

Una participación doble que habría dado mucho juego habría sido la de Kiko Matamoros y su mujer Makoke, quienes rechazaron la propuesta económica al considerarla insuficiente, dado que, por ambos, sólo les ofrecían 5.000 euros semanales más de los que el colaborador hubiera recibido en solitario.

Tantos estos como el resto de posibles concursantes que se fue filtrando en algunos medios de comunicación como este que tratamos la actualidad de Telecinco finalmente se cayeron, en la mayoría de los casos, por una falta de acuerdo económico, Ya se sabe, sufrir, y en directo, tiene un precio.