La televisión no es un mundo de color de rosa. Tener el valor de abandonar tu zona de confort y exponerte a lo que pueda opinar todo un país de ti, sin conocerte, sólo por lo que un programa decide cortar y emitir en busca de los mejores resultados de audiencia y sin ningún control sobre ello es complicado.

A menudo, salir en televisión es sinónimo de convertirse en famosillo, como mínimo en tu barrio o tu localidad, lo que de alguna manera te tacha como "el de..." o "la de..." de por vida, tanto a ti como a tu familia, algo que muchos de los que deciden ir a pasar un buen rato a la tele, o en como sucede en Mujeres y Hombres y Viceversa a buscar el amor que no encuentran en muchos casos no sopesan debidamente.

Anuncios
Anuncios

Sobre este asunto ha querido contar su historia, muy valiente, la pretendienta de Fabio, Camelia, quien después de sufrir lo que otros de ex pretendientes y ex tronistas han sufrido tras su paso por #MYHYV, ha decidido contarlo y alertar que no todo es tan fácil ni bonito como pudiera parecerlo, además de avisar a futuros navegantes sobre a lo que se enfrentan al apuntarse al casting.

Según esta, su familia le ha dado de lado al sentirse avergonzada de su decisión de acudir a un programa como es el dating show de Telecinco, habiéndola dejado de hablar en una situación límite que ponía los pelos de punta y cortaba la garganta a los presentes, asegurando que sólo un hermano suyo mantenía ahora alguna relación con ella.

Entre lágrimas, esta confesaba que no sólo estaba sufriendo comentarios de anónimos en las redes sociales, y a veces también en la calle, como es normal y todos esperan al saber que no pueden gustar a todo el mundo, sino que en su caso el desprecio estaba llegando de donde menos se lo esperaba.

Anuncios

Y es que ya sabía que a su familia no le hacía ninguna gracia que acudiera al programa.

Esta, dolida, ha decidido refugiarse en su hermano para pasar este síndrome por el que muchos ex viceversos han tenido que pasar, mayoritariamente en silencio, además de en Fabio, alguna compañera pretendienta y en la redacción del programa que presenta Emma García, quien le ha brindado todo su apoyo.

Con esto y con todo, Camelia quiere seguir adelante para irse de la mano de Fabio, de quien está enamorada de manera inevitable, le guste o no le guste a su círculo familiar. Para conquistarle sabe que no puede irse, y está dispuesta a llegar a todo para hacerlo. La mejor de las suertes para ella... y ojalá Fabio sepa leer su atrevimiento.