El 3 de octubre de 1993 tuvo lugar en Mogadiscio, capital de Somalia, el enfrentamiento más cruento entre las fuerzas militares estadounidenses y los combatientes somalíes seguidores del señor de la guerra Mohamed Farrah Aidid.

Tras el derrocamiento del dictador Siad Barre, Somalia se hallaba en una dura guerra civil. Aprovechado el conflicto, Mohamed Farrah Aidid, quien en alguna ocasión hasta llegó a disparar contra la población civil que acudía a por la ayuda internacional que traía las Naciones Unidas para luchar contra la hambruna que asolaba Somalia. Ante la situación del país, el presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton, ordenó que los militares intervinieran para detener al señor de la guerra Aidid.

Anuncios
Anuncios

El ejército estadounidense preparó una fuerza de asalto terrestre y aérea combinada compuesta por miembros de los Delta Force y de los Rangers para capturar a los lugartenientes de Aidid. Durante el operativo para capturar a la gente de Aidid perdieron el factor sorpresa, y los guerrilleros, alertados por el paso de los vehículos terrestres y los helicópteros, salieron a las calles para impedir el paso de los norteamericanos con barricadas.

Llega el desastre

Durante la operación, los guerrilleros somalíes derribaron dos helicópteros UH-60 Black Hawk. En un intento por rescatar a las tripulaciones de los aparatos derribados, las fuerzas de EEUU quedaron atrapadas en intensos combates callejeros que se prolongaron mucho más tiempo del esperado. Combatieron toda la noche y la mañana siguiente.

Anuncios

Ante esta situación tuvieron que intervenir fuerzas de Pakistán y Malasia con vehículos blindados consiguiendo rescatar a la primera tripulación del primer Black Hawk. La tripulación del segundo helicóptero tuvo peor suerte. Rápidamente fueron rodeados y solo pudo sobrevivir el sargento Durant (interpretado por Ron Eldard) que fue hecho prisionero y liberado unos días después. El resultado de los combates tuvo como resultado 98 bajas, de las que 19 eran muertos entre los norteamericanos y un soldado malayo muerto y siete heridos.

Los "heroícos" americanos

La película de Ridley Scott (Blade Runner) nos lleva a aquellos intensos y angustiosos combates en las calles de Mogadiscio, con un reparto que incluye a Orlando Bloom, Josh Hartnett, Ewan McGregor, Tom Sizemore o Eric Bana. El film da todo el protagonismo a los "heroícos" soldados norteamericanos mientras presenta a los Pakístaníes como solo unos meros espectadores que solo actuan en el último momento y los malayos casi ni aparecen en la película, lo que provocó la protesta del brigadier general Abdul Latif - Ahmed.

Obtuvo dos oscars (montaje y sonido) y cuatro nominaciones, visualmente es muy efectista y la fotografía es impresionante. Técnicamente es impecable. La cinta adolece de falta de un hilo dramático serio aunque eso sea por la necesidad de mostrar el horror sin tener que personalizar. Es el retrato de una guerra y la guerra es dura y cruel. #Hollywood #Cine #Historias