La canciller alemana, Angela Merkel, ha admitido este lunes en la ciudad alemana de Mainz que Europa es "vulnerable" a la crisis de los refugiados porque todavía no tiene el control de la situación, según informa el periódico británico The Daily Mail.

En su comparecencia ante los medios durante un evento de negocios, Merkel ha señalado la necesidad de combatir las causas que hacen que la gente huya y de reducir este año el número de refugiados que llegan de forma masiva a las fronteras europeas.

Además, se ha mostrado en contra del cierre de fronteras, ya que considera que el euro está "directamente vinculado a la libertad de movimiento" en la #Unión Europea (UE), de forma que si los países miembros no permiten el paso a través de sus fronteras sin mucha dificultad, el mercado único europeo se verá afectado considerablemente.

Anuncios
Anuncios

"Nadie debe pretender que se pueda tener una moneda común sin que las personas sean capaces de cruzar nuestras fronteras fácilmente", ha afirmado la jefa de #Gobierno.

Asimismo, ha llamado a Alemania -la economía más fuerte de la zona euro- a defender la libre circulación de personas en Europa y ha insistido en que, si la UE no responde a este desafío, su compromiso con la democracia y la dignidad humana será sólo "humo". 

En los últimos meses, la política migratoria impulsada por Merkel está siendo fuertemente cuestionada no sólo por la población alemana, sino también por el resto de la comunidad europea. La polémica se ha reavivado tras los recientes ataques sexuales a mujeres en la noche del pasado 1 de enero en Colonia, debido a la presencia de inmigrantes árabes y refugiados entre los agresores.

Anuncios

La policía ha recibido hasta ahora más de 500 denuncias por robo, lesiones y, sobre todo, agresiones sexuales.

Con motivo de los incidentes, el primer ministro de Eslovaquia, Robert Fico, ha pedido la convocatoria de una cumbre entre los líderes europeos para encontrar soluciones ante la #Crisis migratoria, tras anunciar que su país no acogerá a refugiados musulmanes.