Anuncios
Anuncios

Insólito, así podríamos calificar el hecho que nos acontece. Alejándonos de la situación de nuestra competición doméstica [VIDEO], ayer el jugador francés del Olympique de Lyon, Patrice #evra, perdió los papeles por completo durante el calentamiento previo al partido de #Europa League que enfrentó al Vitória Guimaraes contra el equipo francés, propinando una patada voladora en la cara de un hincha de su propio club. Todo esto se saldó con la expulsión del defensa antes del comienzo del encuentro y teniendo que ser escoltado hasta el túnel de vestuarios por sus compañeros. El choque finalizó con 1-0 para los portugueses, aunque el resultado quedó en una simple anécdota tras lo ocurrido.

Anuncios

Sanción del Olympique de Marsella

El club marsellés se ha mostrado muy duro ante tales hechos y, no se descarta la expulsión directa del equipo. "Un jugador profesional debe mantener su sangre fría frente a las provocaciones e insultos, por duros e injustificados que sean". A pesar de esto, el Olympique denuncia también "todo comportamiento destructivo que injuria a sus propios jugadores mientras que deberían apoyar a su equipo", según han declarado a través de un comunicado.

Sanción de la UEFA

Desde la UEFA ya se ha confirmado que el próximo día 10 anunciarán cual será el castigo que tendrá que acatar el jugador francés tras agredir a un aficionado, para ser más exactos, dictarán si la sanción será tan sólo un partido de suspensión por la tarjeta roja o actuarán de oficio por los hechos que tuvieron lugar la pasada noche.

Anuncios

Ambos clubes también están bajo investigación debido a la invasión de campo por algunos de sus seguidores y, en el caso del club de Marsella, también por haber causado daños en el estadio y por encender bengalas.

En el recuerdo, Éric Cantona

Todos y cada uno de los aficionados al fútbol, tras lo ocurrido, hemos recordado el fatídico episodio que se vivió el 25 de enero de 1995, cuando el Manchester United se enfrentaba al Crystal Palace. Partido en el que Canton [VIDEO]a fue expulsado y, mientras se dirigía a los vestuarios, un aficionado del Palace, le dedicó varios insultos racistas que pudieron con la paciencia del astro francés, el cual le propinó una patada voladora muy similar a la que pudimos ver ayer de Patrice Evra, por la que fue sancionado muy duramente.

La sanción de nueve meses sin poder jugar al fútbol más dos semanas de prisión, que fueron sustituidas por 90 horas de servicios comunitarios, todo ello sumado a una elevada multa económica. La Federación Inglesa dedicó un castigo ejemplar y mientras, tendremos que esperar a la decisión de la UEFA, para comprobar si Evra corre la misma suerte. #Olympique de Marsella