Anuncios
Anuncios

Este lunes se celebraba en Londres (Reino Unido) la gala The Best FIFA 2017 [VIDEO], en la que se entregaron los premios a mejor jugador y mejor entrenador, tanto en categoría masculina como femenina, se dio a conocer el mejor once de la temporada, así como el mejor guardameta y la mejor afición de 2017. Pero también se daba el premio Puskas, que se otorga al que anota el mejor gol del año. ¿Qué sería el #Fútbol sin los goles?

En esta ocasión el premio se lo llevó el delantero francés del Arsenal, Olivier Giroud, por un gol el pasado 1 de enero, en Premier League, frente al Crystal Palace.

Anuncios

Solo habían transcurrido unas horas desde el comienzo del año y ya teníamos el mejor tanto. En el vídeo se observa la jugada al completo, en la que Giroud interviene al inicio con un sublime taconazo de primeras que permite salir a la contra. Tras ese detalle, el delantero francés realiza un sprint de 60 metros para llegar al área justo en el momento en que Alexis le envía el balón. El resto ya lo saben, remate de escorpión que entra por la escuadra tras pegar en el larguero. El mejor gol del año 2017.

Historia del premio Puskas

El galardón al mejor gol del año futbolístico, se denomina Premio Puskas en honor al célebre delantero Ferenc Puskas, estrella de la Selección de Hungría y del Real Madrid de las Copas de Europa de los años 50. Se instauró por vez primera en la temporada 2009/2010.

Anuncios

El primer ganador fue Cristiano Ronaldo [VIDEO], por entonces en el Manchester United, por un golazo desde 40 metros ante el Oporto, en Champions League. Competía con el 'Iniestazo' de Standford Bridge.

En 2010, le llegó turno a Hamit Altintop, jugador de la Selección de Turquía que remató de volea un saque de esquina. Arrasó en la votación final. En 2011 se presentó ante el mundo un jovencísimo Neymar Jr, todavía en las filas del Santos. El gol lo tiene todo, regate, habilidad, potencia, velocidad y definición. Absolutamente imparable. En 2012 se impuso un jugador desconocido para el gran público: Miroslav Stoch, esloveno que jugaba en la liga turca. Compartía cartel con Radamel Falcao y de nuevo Neymar, casi nada.

En 2013 probablemente nos encontremos con el mejor gol de todas las ediciones del premio Puskas. La chilena de Zlatan Ibrahimovic ante Inglaterra, desde fuera del área, abriría los informativos de deportes en cada rincón del planeta. El Mundial de Brasil nos regaló el mejor gol de 2014, obra de la revelación del torneo, el colombiano James Rodríguez. Tanto en 2015 como en 2016, el premio hizo un hueco a jugadores desconocidos de ligas menores, imponiéndose un brasileño llamado Wendell Lira a un tal Lionel Messi, en 2015, y Mohd Faiz, de Malasia, en 2016. #thebest #Puskas2017