Mientras que el Real Madrid no pudo pasar del empate en el Santiago Bernabéu ante un recién ascendido, el #Barça de Ernesto Valverde humillaba en el derbi al Espanyol con una ‘manita’ histórica de la mano de Leo #messi. Los azulgranas aventajan en cuatro puntos a los de Zidane cuando solo se han disputado tres jornadas.

Mal comienzo de Zidane

El Real Madrid no ha comenzado bien la temporada y ya se ha dejado cuatro puntos de los nueve posibles, y todos en su propio domicilio donde no solía fallar. Las rotaciones de Zidane tras el parón de selecciones hicieron que el conjunto blanco no pudiera pasar del empate a uno ante un recién ascendido en su propio estadio.

Anuncios
Anuncios

La baja obligada de Cristiano Ronaldo por sanción, y de Luka Modric y Keylor Navas por decisión técnica hicieron que el equipo no jugara como estaba haciéndolo en los últimos partidos.

Ni Bale, ni Benzema, que se lesionó a la media hora de juego, tiraron del equipo que empieza a echar de menos la baja de Cristiano Ronaldo. Sin el portugués parece que cuesta el doble anotar goles.

Goleada en el derbi

En cambio, el Barcelona humilló al Espanyol en el Camp Nou. Los de Ernesto Valverde fueron muy superiores gracias a un inmenso Leo Messi [VIDEO] que anotó un hat-trick que ya lo sitúa como pichichi de la competición.

El conjunto azulgrana hizo disfrutar a su afición con un gran #Fútbol y demostró que jugando en equipo se pueden hacer las cosas bien incluso sin Neymar. Debutaron Paulinho y Dembélé [VIDEO], que dejó sus primeros detalles de calidad dando una asistencia fenomenal a Luis Suárez.

Mensaje de Messi

El más destacado de la noche fue sin duda Leo Messi. El argentino, que venía de otra decepción con su selección, demostró que no tiene rival cuando está en forma.

Anuncios

Marcó un hat-trick y pudo hacer algún gol más.

El ‘10’ del Barça, con su gran actuación, quiso mandar un mensaje a Cristiano Ronaldo. El portugués igualará a final de año con cinco balones de oro a Leo, pero el azulgrana quiere hacer su último esfuerzo para acabar superando al del Real Madrid.

Sabe que esta temporada es vital, con el Mundial de Rusia a apenas unos meses, Messi quiere demostrar que es el mejor del mundo y quiere ganarle a Cristiano Ronaldo el próximo Balón de Oro.

Muestra de ello es como ha empezado la temporada. Quitando la gran decepción que se llevó con Argentina, Leo ya es pichichi de la Liga española y podría llevar muchos más goles si no fuera por los palos.

Mucho espectáculo parece que nos va a ofrecer el argentino en esta liga.