El Real Madrid consigue una importante victoria en el Allianz Arena ante del #Bayern de Múnich por un gol a dos. Cristiano Ronaldo se convertía así en protagonista principal de un encuentro marcado por el penalti fallado de Vidal y la posterior expulsión de Javi Martínez. Precisamente, sería el jugador chileno, el encargado de abrir el marcador para los suyos con un gol de cabeza en la primera parte. Justo después vendría la jugada polémica de la noche. El colegiado señalaba penalti tras una dudosa mano dentro del área de Carvajal. Los realizadores de Being Sports nos ofrecían varias tomas de la acción en cuestión, donde a simple vista, parecía que el balón pegaba justo en el escudo del #Real Madrid.

Anuncios
Anuncios

Sin embargo, el penalti iba ser lanzado. Vidal fallaba y mientras, los merengues estaban más tranquilos. Respiraban hondo para encarar la segunda parte con más fuerza que nunca.

El primer gol de los blancos llegaba tras un gran centro de Carvajal que Ronaldo se encargaba de rematar al primer toque y acababa en la red. Estábamos en el minuto 47. Había mucho partido por delante. Debía continuar el “show” de la #Champions League. Ese primer gol de Real Madrid caía como un jarro de agua fría para el Bayern, que no tardaba en reponerse de noticias negativas, cuando en el minuto 57 era expulsado del terreno de juego Javi Martínez. Se quedaban con diez jugadores los hombres de Carlo Ancelotti.

Ronaldo, héroe de la noche en el Allianz Arena

Con este escenario en el Allianz Arena, los merengues, supieron aprovechar su superioridad en todo momento e intimidaron a Neuer a base de ocasiones que no acaban de terminar el gol.

Anuncios

El cambio de Asensio por Bale en el 58 suponía una entrada de aire fresco al ataque madridista. Marco estuvo a la altura de una cita europea de esta envergadura, para darle a Cristiano el centro preciso que supondría el segundo y valioso gol del Madrid. Pudo haber más goles, pero una vez más Neuer sigue demostrando su valía como guardameta sacar de más aprietos a los suyos.

Pese a la vestimenta de negro, el Real Madrid, brillaba con luz propia y cada vez tiene más cerca las semifinales de Champions League. Así es como explicaba Zidane algunas acciones del encuentro: "estamos un poco decepcionados porque hemos tenido muchas ocasiones en la segunda parte, pero hay un portero enfrente que es un muro". Está claro que Neuer no ha pasado desapercibido tampoco para el técnico francés. Además, también aclaraba: "ganar aquí no es fácil". Ahora solamente queda esperar a la próxima cita con el fútbol europeo en el Santiago Bernabéu. ¿Estáis preparados para un nuevo desafío?