A sus 35 años (más cerca de los 36), Aduriz parece no tener fecha de caducidad. Anoche volvió a hacer rugir a una afición entregada a su "killer". Con sus cinco goles al conjunto belga el delantero entra en la historia del fútbol español al igualar el récord de José Antonio Zaldúa, quien en la temporada 1965-66 logró también marcar cinco goles en una competición europea (en la extinta Copa de Ferias).

Con los tantos de anoche el jugador donostiarra supera a Fernando Llorente (16 dianas) como máximo goleador de la historia del #Athletic en competición europea. Además, entra en el top 10 de máximos artilleros del club, una lista liderada por el mítico Telmo Zarra, con la increíble marca de 336 goles.

Anuncios
Anuncios

Sin duda, Europa le sienta muy bien al ariete, quien la temporada pasada ya fue el máximo realizador de la Europa League con 10 tantos. Es el eje sobre el que gira todo el ataque "leonés" y cuando no está, el Athletic es otro equipo.

Es sorprendente que su fichaje, realizado en el verano de 2012 procedente del Valencia, apenas les costara a las arcas del club dos millones y medio de euros. Venía a suplir a Llorente, quien por aquel entonces se negó a renovar. Muchos no veían con buenos ojos su fichaje, sobre todo teniendo en cuenta su edad, pero en ese momento tampoco había muchas más alternativas en el mercado. No obstante el tiempo le ha dado la razón en quiénes sí confiaron en el donostiarra.

Pero lo más importante de los cinco tantos de #Aduriz, tres de ellos de penalti, fue que permitió a su equipo ganar su segundo partido de la fase de grupos frente a un Genk que no se lo puso nada fácil.

Anuncios

Fue un auténtico partidazo. Es cierto que el equipo belga siempre fue por detrás en el marcador, pero nunca se dio por vencido.

Pese a no realizar un gran partido, el Athletic fue muy efectivo en la primera mitad (todo lo contrario en la segunda), consiguiendo aprovechar sus dos primeras ocasiones para marcar. El primero tras un regalo de Raúl García, el segundo tras un penalti indiscutible a Iker Munían.

Parecía que iba a ser una noche tranquila, pero un error de Susaeta permitió a Bailey acortar distancias con un buen gol. Pero otro penalti claro antes del descanso permitió que Aduriz hiciera su "hat trick" particular. Cuando apenas se llevaban disputados cinco minutos de la segunda mitad Ndidi acortó de nuevo distancias con un buen cabezazo. El partido se les complicaba a los "leones", pero tienen la gran suerte de tener en sus filas a un delantero letal, y también a Yeray, un central cuya proyección es muy prometedora. La incertidumbre volvió tras el gol de Susic, pero de nuevo apareció Aduriz para finiquitar, de penalti, un duelo igualado hasta el tiempo de descuento.

Una noche que el donostiarra jamás olvidará, al igual que todos los presentes en el estadio, quiénes podrán un día decir a sus nietos que ellos vivieron en directo el repóker de un delantero de leyenda.