El Archivo de la Corona de Aragón (más adelante se referirá a él como ACA) se encuentra en la que fue la capital condal durante el siglo XIV, Barcelona... concretamente en el Carrer de Compte número 2.

A pesar de que la capital de la Corona de Aragón fue Zaragoza, el archivo de la misma no se instaló por diversas controversias y razones en esta ciudad sino en su capital condal. Pero no estamos aquí para criticar esta acción. La cuestión es que existe un archivo de la antigua Corona de Aragón y está en uno de los condados de aquel legendario Reino.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Historias

Lo importante y lo que nos atañe a nosotros ahora es la efeméride que se nos presenta: el 700º aniversario de su fundación.

Aragón y Cataluña lo conmemorarán

Así es, desde el pasado 2016 se aprobó desde un partido político aragonés (Chunta Aragonesista) su conmemoración, así como también desde la Generalitat de Cataluña también anunciaron a comienzos del 2017 su conmemoración.

Sin políticas, sin hacer mención a las falsedades de la corona Catalanoaragonesa, aquí estamos ante la celebración de un hecho histórico que une a dos comunidades. Recordad el lema [VIDEO]que dice "aprende de tu pasado para construir un futuro mejor".

El origen de este histórico archivo

Fundado a finales del siglo XIII por Jaime II el Justo, quien fue uno de los archiveros de aquélla corona, desde 1318 hasta 1348. Pues en 1348 se creó el Archivo del Reino de Aragón (aunque no en la práctica hasta que fuera refundado en 1461, con las Cortes de Calatayud) por las Cortes aragonesas de la capital del Reino, Zaragoza.

Probablemente el archivo histórico más antiguo de Europa

Resultado del archivo real de Barcelona, a su vez, del de Aragón, también procede el de Valencia (creado ya posteriormente a comienzos del siglo XV, en 1419).

Importante para su organización archivística fue sin duda el matrimonio entre Fernando II de Aragón e Isabel I de Castilla, en octubre de 1469 en Valladolid (Palacio de los Vivero). Un palacio que se situaba en frente del convento de las Descalzas Reales de esta localidad Vallisoletana. Un palacio puramente renacentista que además, por su carácter historiográfico, artístico y cultural, fue declarado Bien de Interés Cultural (BIC) el 9 de julio de 1964. En la actualidad este edificio de tan singular belleza tanto histórica cuanto artística alberga el increíble Archivo Histórico Provincial de Valladolid.

Ya en época de Fernando el Católico, y sobre todo, con la figura de Carlos I potenciado a Administración de los Consejos. Organizada esta monarquía en un régimen poisinodial, se presentan ante sus territorios, creando sus propios fondos documentales, cuyo registro de todos ellos se decide depositar en los archivos reales de Zaragoza, Barcelona y Valencia.

Más tarde, en 1714, con los Austrias, dado que las tropas de Felipe V vencen la resistencia, las leyes y Decretos de Nueva Planta derogan la Corona de Aragón.

Tras este episodio, los tan diversos archivos que ya he mencionado antes, dejan de ser fondos archivísticos de las administraciones en vigor, para pasar a convertirse en históricos.

Fue en el siglo XVIII cuando se decide la creación de un verdadero fondo archivero de la Corona de Aragón que tenga su sede en Barcelona. Todo ello se lo debemos a su promotor, D. Javier de Garma. Un ambicioso proyecto que se llevó a cabo sin dudarlo, y finalmente se creó el fondo archivístico de esta majestuosa Corona de Aragón.

El primero que lo abrió fue Próspero de Bofarull i Mascaró, quien fue el encargado de recibir los fondos tanto públicos cuanto privados. Una ardua y completa tarea que continuaron sucesores suyos. Con toda esta imperiosa labor, estos fondos adquirieron más de un centenar de documentos de diversas procedencias del antiguo Reino.

Pero, ¿qué es exactamente lo que atesora e incluye el ACA?

Pues desde pergaminos de los IX al XVIII, pasando por Cartas Reales de los siglos XIII al XVIII, hasta registros de los más variados de Cancillería dieciochescos y decimonónicos, entre los que se encuentran réplicas de documentos que tienen que ver con esta Corona, y que fueron expedidos por diversos de sus monarcas, desde Jaime I el Conquistador hasta Carlos II, el último de la casa de los Austrias. Entre otros fondos documentales de los diversos territorios que conformaban la Corona, sobre todo de los territorios de la actual Cataluña y de Valencia.

Como curiosidad y hablando de documentos de antigüedad notable, se conserva además el documento más antiguo, copia en época renacentista, un pliego que ha sido datado en 844. También se conserva un original documento fechado en 889 y firmado por el primer conde heredero de Barcelona, D. Wifredo el Velloso.

Sin duda, estos fondos nos recuerdan los lazos de hermandad que nos unen a aragoneses, catalanes y valencianos, también a baleares… Pues constituyen el punto de partida de una unión y los deseos de aunar en una única institución archivística todo el fondo documental y bibliográfico para que todo ello tiene un valor y un sentido de consulta.