Tim Sweeney, el fundador de Epic Games, declaró a Eurogamer que Fortnite no se descargaría en la tienda de Google, para de esta manera evitar pagar las comisiones. Sin embargo, Google le había advertido a Epic, que de hacerlo así se exponía a problemas de seguridad y ocasionar problemas a los usuarios de Android. Sin embargo, los creadores del juego decidieron seguir adelante con su decisión.

Fallo del instalador de Fortnite

Días después de estar disponible el juego, empezaron los problemas de seguridad. Google hizo la advertencia y Epic solucionó este primer ataque al juego por parte de usuarios con malas intenciones.

Esta situación ya empezaba a alertar de que si así era el principio las cosas se pueden poner peor.

Un juego como Fortnite, era de suponerse que estuviera en la mira de personas que buscan de causar daño o obtener algún beneficio de manera fraudulenta. Como miles de personas estaban esperando el anuncio de que ya el juego estaba disponible para descarga, existía la posibilidad de que ocurriera un ataque de usuarios corruptos.

Google reveló al público la vulnerabilidad

Google no se ha guardado el secreto de la vulnerabilidad del juego y ha explicado que la falla del instalador permitió que la descarga estuviera secuestrada y se instaló otra cosa que no es precisamente el juego. Epic eliminó el fallo y le pidió a Google que no lo revelara hasta después de unos tres meses, para dar tiempo a que los usuarios afectados entendieran cuál era el problema, en vista de que ya la vulnerabilidad había sido detectada y bloqueada.

A pesar de la petición, Google no conservó la confidencialidad y reveló todo, y según Epic, no fue una buena decisión el haber revelado acerca de eso y más aún cuando se le había pedido que no lo hiciera.

En cambio, Google opina que no fue una traición sino más bien es el deber de ellos proteger a los usuarios, y con más razón si hay algo malicioso que puede infectar los equipos de las personas.

Una falta de esta magnitud debe ser revelada y en cuanto Google se lo notificó a Epic, de inmediato se corrigió el problema. Epic Games ha logrado lanzar una nueva versión del juego y además un parche para corregir el problema de seguridad. Estas medidas han dejado a los usuarios maliciosos sin oportunidad para cometer de nuevo sus ataques.

Una de las cosas por las que “Fortnite: Battle Royale” para Android causó curiosidad fue esa decisión de no estar en la tienda de Google, sino que sería de distribución directa.

Aunque los motivos aparentemente son económicos, lamentablemente el lanzamiento estuvo afectado por este ataque de seguridad. No fue un lanzamiento ideal, pero a pesar de todo lo sucedido, se pudo solucionar y el problema ya está corregido.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!