HTC anunció oficialmente el adaptador inalámbrico Vive, además del Vive Pro, en el último 'The Global Stage for Innovation' (CES), que tuvo lugar en Las Vegas, Estados Unidos. Este accesorio permite al usuario jugar sin tener que estar conectado a su PC con un cable gracias a un nuevo accesorio en la parte posterior del casco de realidad virtual.

HTC corta el cable

En su sitio web, la marca informaba de un lanzamiento a nivel mundial para el día 24 de septiembre mientras que la prefase de comercialización comenzará el próximo 5 de septiembre.

La tarifa adicional costará 345 euros para el adaptador Vive y 420 euros para el de Vive Pro. HTC justifica este coste extra de 75 euros por la presencia de un adaptador específico que no es más que un cable y relleno de espuma.

Con un peso de 129 gramos, Wiress Adapater se anuncia con una autonomía de 2:30. La firma agrega que la instalación lleva solo unos minutos.

La promesa de la realidad virtual inalámbrica

Después de un tiempo de negarse a desarrollar tal accesorio y dejándolo a otras marcas para ofrecer el suyo, HTC finalmente decidió satisfacer los deseos de los jugadores, quienes los cables representan un defecto importante en el mundo de realidad virtual.

El año pasado se pudo probar el TPCast WA, un adaptador inalámbrico para Vive que ofrece hasta 6 horas de autonomía por 349 euros.

Esto es el doble de la promesa del adaptador oficial, que está limitado a 2:30. Esto significa que el usuario jugará menos tiempo pero el producto de HTC tiene una ventaja: es menos engorroso.

Para hacer que su adaptador funcione, HTC usa la tecnología Intel WiGig (Wi-Fi de alta velocidad) combinada con el códec XR de DisplayLink, que usa la banda de 60 Ghz para evitar interferencias y reducir la latencia.

Lo que también permite utilizar su HTC Vive en un área ampliada de 6 metros por 6. WiGig, también conocido como WiFi 802.11add, esperaba convertirse en el nuevo estándar para la transmisión inalámbrica de datos antes de que la fundición Santa Clara decidiera revisar sus ambiciones y enfocarse casi exclusivamente en la realidad virtual.

El Adaptador inalámbrico Vive es costoso pero va acompañado de dos meses de suscripción a Viveport, un servicio que permite descargar hasta cinco títulos por mes de un catálogo de 400 juegos.

Malas noticias para los propietarios de Vive Pro dado que el proyecto ley será un poco más costoso llegando a los 420 euros para el adaptador inalámbrico. Esto se debe a que se necesita un accesorio adicional para colgarlo en la parte posterior del casco.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más