Numerosas actividades deportivas compatibles, una gran pantalla OLED, siete días de autonomía (2 más que la carga 2), un sensor de frecuencia cardíaca incorporado y ahora una resistencia al agua garantizada de hasta 50 metros.

La nueva Charge, obviamente reúne lo mejor de la tecnología de Fitbit. Este nuevo modelo, el fabricante estadounidense lo presenta como un corte accesorio para los deportistas.

Sin embargo, Charge 3 se puede utilizar todos los días gracias a su diseño compacto y sus funciones de notificación (llamadas, SMS, citas, aplicaciones).

Analiza hasta 15 actividades deportivas

Para que la mayor cantidad de usuarios se sienta preocupado, Fitbit asegura la compatibilidad de su brazalete con quince deportes diferentes. El seguimiento tradicional de caminar, correr, andar en bicicleta e incluso nadar, agrega Pilates, golf, yoga, artes marciales, kickboxing o tenis.

Para cada actividad, la pulsera registra los datos asociados con el deporte practicado (en particular, la frecuencia cardíaca) y muestra una parte directamente en la pantalla de Charge 3. Toda la información está obviamente disponible en la aplicación móvil (compatible con Android, iOS y Windows Phone).

Lo único que se pudo notar de manera negativa en el brazalete, es la falta de GPS en el Charge 3.

Para ello, preferiblemente apostar al reloj Fitbit Ionic (329 euros) o recurrir a la Pulsera Samsung Gear Fit2 (159 euros), un diseño menos discreto. De todos modos con este Charge, para grabar la pista o la velocidad de una carrera, será imprescindible tener tu teléfono inteligente. Es este último quien, conectado al brazalete, registrará en la aplicación la información relacionada con la ubicación.

Desaparición del botón mecánico

En términos de diseño, es difícil diferenciar entre Charge 3 y su predecesor Charge 2. Sin embargo, las mejoras están ahí. La pantalla Gorilla Glass 3 tomada de Versa ahora es táctil y tiene un área activa 40% más grande. En el borde, el botón mecánico desapareció reemplazado por un botón " háptico ", como el iPhone 7. Una forma de ahorrar espacio de acuerdo con Fitbit.

La compañía estadounidense aprovechó la oportunidad para integrar una batería más grande y más sensores.

El nuevo Charge 3 también es compatible con la función Fitbit Pay (solo en algunas versiones equipadas con un chip NFC) que puede prescindir de su tarjeta bancaria para el pago de pequeñas transacciones. Ya en pre pedido en 149.95 euros, el Charge 3 estará disponible a partir de octubre en diferentes versiones de colores y pulseras

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más