Pues si la seguridad ha evolucionado mucho desde que los teléfonos inteligentes están de a lleno en nuestras vidas. Si hacemos un poco de historia muchos recordarán en los inicios cuando para implementar seguridad se inventaban patrones de desbloqueo tan complicados que era complejo acceder al dispositivo hasta para el propio dueño.

Poco después aparece IPhone con el modelo 5S y su Touch ID, revolucionando el mercado y si bien era bastante lento, aun así, en ese momento era con lo que muchos soñaban.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Telefonía móvil

Hasta la fecha la tecnología de la identificación o lectura de las huellas dactilares ha evolucionado mucho en todos los sentidos, precisión, velocidad entre otros aspectos.

Hasta finales del año 2017 solo eran rumores lo que se movía en la red y en los medios sobre la aparición de un dispositivo con un lector de huellas bajo la misma pantalla, y resulta que no fue Samsung ni Apple, el fabricante de Smartphone VIVO ha sido el primero en presentar un móvil con la tecnología de un sensor de huellas dactilares bajo la pantalla.

No obstante, algunos caminos se desvían como es el caso de Samsung quien ha desarrollado e implementa el reconocimiento del iris, pero sin renunciar al lector de huellas.

La llegada del IPhone X

Este teléfono desarrollado por Apple marca tendencia y evoluciona en aspectos cómo diseño. De esta manera el famoso Touch ID creado por ellos mismo desaparece de este modelo de Smartphone y da lugar al nacimiento del Face ID. Un nuevo modelo de desbloqueo basado en el reconocimiento de nuestra cara, aparentemente un sistema muy cómo ya que se puede utilizar llevando guantes.

El Face ID

En el notch del IPhone X [VIDEO] vamos a encontrar un proyector con un sensor 3D, que va a crear un mapa en tres dimensiones de nuestra cara. Construyendo un mapa muy preciso gracias a la generación de cientos de puntos que definen características únicas y muy precisas de nuestro rostro.

El proyector para generar el mapa proyecta unos rayos de luces no visibles para el ojo humano los cuales marcan los puntos que ayudaran a la construcción del mapa tridimensional de nuestro rostro.

Lo cierto es que Apple marca tendencias, con el Touch ID muchos fabricantes implementaron tecnologías similares en sus dispositivos y para el funcionamiento bajo Android, con el Face ID no iba a ser diferente. El Fabricante Chino Xiaomi lo hiso enseguida implementando una tecnología de reconocimiento facial con su modelo Xiaomi Mi Note 3, también OnePlus con el OnePlus 5 T.

Problemas actuales del reconocimiento facial bajo Android

Pues el problema es simple, el reconocimiento facial está basado en el funcionamiento de la cámara frontal del dispositivo, así que no es un sistema tan preciso como el Face ID de Apple.

¿Y qué significa esto? Bueno que la seguridad no es tan elevada ya que se estos sistemas se pueden burlar con una fotografía. Debido a que no disponen de un proyector y sistema capaz de construir nuestra cara en tres dimensiones.

Nada que estamos ante una tecnología que acaba de nacer y le falta evolucionar, lo cual hará que la misma se vuelva más rápida y precisa. Es y se volverá una nueva tendencia, muchos aún seguirán prefiriendo el desbloqueo por huella, pero llegará el momento en el que todos se darán cuenta de la comodidad de tan solo poner el rostro frente al teléfono y sin tan siquiera tocar un botón o la pantalla para activar la pantalla el dispositivo sea capaz de desbloquearse.