La inteligencia artificial (IA) o inteligencia computacional es la simulación de procesos de inteligencia humana por parte de máquinas. Estos procesos incluyen aquellos capaces de aprender, razonar y mejorarse por sí mismos. La IA ha cambiado sustancialmente nuestras vidas con la llegada de muchos productos y servicios, pero sus inicios no fueron fáciles.

Orígenes

Los inicios de la #Inteligencia Artificial se remontan al año 1936, cuando un matemático británico llamado Alan Turing creo una máquina capaz de hacer cálculos que hubiesen sido formalmente definidos y se pudiesen adaptar a distintos escenarios. Sin embargo, no sería hasta 1950 en el que Turing escribiría "Computing Machinery and Intelligence" cuando la inteligencia artificial adquiriese mayor fama.

Seis años más tarde John McCarthy, Marvin Minsky y Claude Shannon (padre de la teoría de la información) acuñaron el término "inteligencia artificial" en la conferencia de Darthmouth para hablar de la "ciencia de hacer a las máquinas inteligentes, en especial aplicaciones de cálculo inteligentes". Estos tres científicos previeron que en la década de los 70 la inteligencia artificial inundaría nuestras vidas. No fue así y se produjo una ralentización del progreso de estas tecnologías, principalmente por el tiempo que tardaban en ejecutarse los algoritmos y las no tan evidentes aplicaciones que tenían.

La etapa de oro

En la década de los 90 y principios de siglo XXI llegaría la expansión de la inteligencia artificial,originada por dos motivos: por un lado se produjo un aumento de la capacidad computacional de los ordenadores, por otro lado la digitalización produjo ingentes cantidades de datos que podían ser procesados para obtener valor de ellos.

Se produjo una inversión sin precedentes por medio de empresas tecnológicas al ver que aplicando analítica y algoritmos sobre datos se podrían obtener productos, servicios e insights que aportasen valor a las empresas y a la sociedad. Esta inversión hizo que se desarrollasen nuevas tecnologías y relanzó el progreso de la inteligencia artificial. En el año 1997 un ordenador de IBM llamado Deep Blue venció en una partida de ajedrez al campeón del mundo Gary Kaspárov, consagrando definitivamente a la inteligencia artificial.

La máquina había superado al humano.

Presente y futuro

Inicialmente había dos obstáculos, la capacidad de cómputo y los datos. El problema de la capacidad de cómputo ya está superado prácticamente. Inicialmente fue por medio de la escalabilidad vertical (hacer los ordenadores más potentes y siguiendo la Ley de Moore), posteriormente por medio de la escalabilidad horizontal (haciendo que varios ordenadores computen como uno solo, por medio de tecnologías como Big Data).

Gracias a la digitalización cada vez hay mayor cantidad de datos, es el nuevo petróleo listo para ser explotado. Todos esos datos hacen más evidentes distintos usos. Los dos escoyos han sido superados.

En muy poco tiempo las tecnologías de inteligencia artificial han alcanzado un progreso inimaginable hace unos años. Un ejemplo de esto es el robot Atlas de Boston Dynamics, capaz de hacer una voltereta en el aire. La lista de aplicaciones de la inteligencia artificial es ilimitada y más y más se están desarrollando.

El futuro es ahora. #Opinión #tendencias