El etarra Antonio Troitiño este viernes abandonó la prisión de Madrid VII (Estremera), después de ser liberado tras habérsele otorgado la libertad condicional. Al integrante del grupo terrorista ETA se le ha aplicado el beneficio judicial debido a la grave enfermedad que padece. Cabe destacar que la medida de libertad condicional había sido decretada desde el pasado 26 de enero.

La liberación de Antonio Troitiño se ha concretado este viernes, después de que el auto del Juzgado de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional se hiciera firme. En ese sentido, la asociación de familiares de presos etarras Etxerat ha informado que las autoridades judiciales han prohibido cualquier tipo de homenaje al etarra Troitiño tras su liberación bajo libertad condicional.

Se ha conocido que el ex integrante de ETA no pudo efectuar su tratamiento contra el Cáncer en la cárcel donde estaba recluido.

El etarra había renunciado al tratamiento médico en la cárcel

Antonio Troitiño había renunciado a recibir el tratamiento médico que le correspondía en la cárcel. La decisión del etarra se había producido hace días, en ese momento el preso optó por no continuar recibiendo las dosis de quimioterapia que le fue administrada en la prisión de Madrid VII (Estremera).

El detenido alegaba que le resultaba contraproducente para su estado físico y emocional recibir el tratamiento dentro del complejo penitenciario y basándose en ello, las autoridades judiciales le han otorgado el beneficio.

El etarra Troitiño, después de salir de la cárcel mediante libertad condicional, se dirige al País Vasco, tal información ha sido aportada por la asociación de familiares de presos etarras Etxerat.

La misma organización ha criticado que la liberación del ex integrante de ETA no se haya producido antes, ya que según la misma, a Troitiño se le concedió el tercer grado penitenciario desde el pasado 11 de enero y seguidamente se le otorgó la libertad condicional.

Las prohibiciones del etarra Antonio Troitiño

El ex integrante de ETA deberá cumplir con un conjunto de dictámenes de las autoridades judiciales que han ordenado su liberación: en primer lugar, Antonio Troitiño no puede salir de la provincia en la que ha fijado su residencia y el etarra está obligado a presentarse cada 15 días ante las instancias policiales.

De igual forma, no puede participar en eventos que rindan homenaje a ETA y por último, es clara la prohibición que tiene Troitiño de participar en cualquier medio de comunicación; no puede por tanto ofrecer entrevistas, declaraciones u otro tipo de manifestación mediática.

El auto que le ha otorgado la libertad condicional al etarra Troitiño expresa que el beneficio judicial se ha conferido a fin de que el detenido pueda someterse al tratamiento médico de la mejor manera posible.

Asimismo, sostiene que el ex integrante de ETA por sus problemas de salud ya no representa un peligro para la sociedad, y que por tanto las posibilidades de que vuelva a cometer un delito son escasas y remotas.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!