Sobre las tres de la tarde, cerca de la famosa y emblemática madrileña Puerta de Toledo, en la calle que lleva su mismo nombre, se ha producido una fuerte explosión que ha sacudido un inmueble de la zona dejando, por el momento, tres fallecidos, un desaparecido y varios heridos, uno de ellos grave.

Se desconocen las causas de la explosión, pero apuntan a un escape de gas

Los Bomberos de Madrid se están encargando de este grave incidente en el centro de la capital, una zona muy concurrida y, que, de momento, se sabe que hay dos fallecidos a causa del siniestro. El alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, ha querido realizar una primera valoración con cautela y señala que, probablemente, la tremenda explosión pueda deberse a una explosión de gas que ha hecho volar las cuatro plantas superiores del edificio dejándolo completamente destrozado.

El edificio donde se ha producido la explosión, se sitúa en el número 98 de la calle de Toledo, cercano a la Puerta de Toledo, junto a la iglesia de la Virgen de la Paloma y el colegio de La Salle-La Paloma. Cerca del inmueble, se encuentra ´Los Nogales La Paloma´, una residencia de ancianos donde, en un primer momento, se había situado erróneamente el suceso y en el que no se han contabilizado heridos.

En el edificio había operarios revisando las instalaciones

Según fuentes policiales, todo indica que la explosión se produjo debido a una revisión de gas por parte de unos operadores. Estos trabajadores se encontraban revisando la instalación del edificio, un centro parroquial de la conocida Iglesia de la Virgen de la Paloma, situado en la parte posterior del edificio.

El inmueble dispone, entre otros, de un centro de acogida de Cáritas, salas de reuniones, despachos, un salón y tres viviendas para sacerdotes.

Los Bomberos de Madrid están analizando si se han producido daños en un muro colindante del inmueble que ha explosionado que une dicho edificio siniestrado con la residencia de ancianos. El alcalde Almeida ha señalado que han caído cascotes al patio del colegio anexo al edificio hiriendo de manera leve, según indica el alcalde, a un niño que estudia en ese centro educativo.

Almeida continúa diciendo que el edificio se está incendiando por dentro y no se considera prudente la intervención de los bomberos, ya que se podría producir un embalsamiento de gas al intentar solventar las llamas provocando la estabilidad del inmueble. No obstante, Almeida, apunta que no se descarta un posterior derrumbe del inmueble de manera controlada.

En el lugar de la explosión se encuentran nueve dotaciones del cuerpo de Bomberos de Madrid y 11 unidades de Samur

La policía está acordonado la zona para evitar males mayores. Los agentes del cuerpo, están desalojando a los vecinos de la zona y viandantes de esta concurrida calle madrileña. Según comenta un portavoz del grupo ´Los Nogales´, los residentes y empleados de la residencia se encuentran bien y están siendo evacuados al cercano Hotel Ganivet.

La policía de Madrid pide colaboración ciudadana para que la gente evite pasar por la zona siniestrada, situada en el corazón de la capital.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!