Por primera vez en España, el test de coronavirus ha dado positivo en un felino que ha fallecido hace aproximadamente una semana. El gato, un animal de cuatro años, vivía con una familia de Cataluña en la que varios miembros habían estado enfermos de Covid-19, la enfermedad causada por el nuevo coronavirus. Y se estima que el animal se habría contagiado de sus propietarios.

El gato tenía dificultades respiratorias y fiebre

Según El País, los dueños del felino habían consultado con el veterinario porque el animal tenía dificultades respiratorias y fiebre. Al realizarle el control y análisis clínicos, el médico detectó que el gato tenía muy pocas plaquetas e insuficiencia cardíaca, además de 38'2° de temperatura.

Por el mal estado clínico del animal, el veterinario decidió practicar la eutanasia y enviar el cuerpo a analizar al Centro de Investigación en Sanidad Animal (IRTA-CReSA).

Allí los órganos del animal fueron estudiados y en dos de ellos, la cavidad nasal y un ganglio linfático cercano al intestino, se detectó presencia del nuevo coronavirus. Sin embargo, el animalito de cuatro años de edad llamado Negrito, no falleció por la infección de Covid-19, sino por una afección coronaria que padecía previamente, tal como ha informado el CReSA.

No murió por tener coronavirus sino por una afección cardíaca

Según la fuente, el gatito padecía una cardiomiopatía hipertrófica, enfermedad genética que puede causar muerte súbita.

Por lo tanto, el animal no habría sido sacrificado por tener Coronavirus sino por su estado de salud debilitado por la enfermedad coronaria.

Joaquim Segalés, investigador del CReSA, admitió sin embargo, que Negrito "fue una víctima colateral de la enfermedad en humanos", tal como cita La Vanguardia. En médico aclaró que, de todos modos, la enfermedad cardíaca que padecía es una de las más frecuentes en felinos y que es de origen genético.

La carga viral de COVID-19 hallada en el gato era baja, admitió Segalés, pero no deja lugar a dudas acerca del contagio padecido por el animal, que se infectó al convivir con personas que tuvieron coronavirus.

El sexto gato en el mundo que padece coronavirus

Negrito es el sexto gato en el mundo al cual se le ha detectado COVID-19, enfermedad causada por el SARS-CoV-2 que también padecieron ochos grandes felinos entre tigres y leones del zoológico de Nueva York que se han recuperado favorablemente.

En Hong Kong en tanto, se confirmaron hasta el momento dos casos de perros contagiados de la enfermedad.

Según reportan los médicos veterinarios, el coronavirus se manifiesta en los Animales del mismo modo que en los humanos, con problemas respiratorios y fiebre. Sin embargo, especialistas aclaran que la posibilidad de que una persona infecte a un gato, como habría sucedido en el caso de Negrito, es extremadamente baja.

La posibilidad de transmisión entre personas y animales es muy bajo

Natalia Majó, directora del CReSA, dijo además, que no hay ninguna prueba que la transmisión de coronavirus pueda darse de manera inversa, es decir de felino a humano. "El riesgo es probablemente muy bajo, no hay datos científicos que lo demuestren", afirmó la especialista.

También se desconoce al momento si la transmisión ocurre de felino a felino.

Los expertos afirman además que, teniendo en cuenta que en el mundo hay casi cuatro millones de personas contagiadas de coronavirus y tan pocos animales en comparación, se podría afirmar que la posibilidad de que un humano infecte a una mascota es "extremadamente baja", según palabras de Majó.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!