El empresario Gustavo Cardinale, dueño de unas de las compañías de transporte más grande y conocida, de la ciudad de Tandil, en Buenos Aires, fue encontrado quebrantando la cuarentena obligatoria, impuesta por el presidente argentino, Alberto Fernández, siguiendo las recomendaciones impuestas por la Organización Mundial de la Salud, OMS. Cardiale incumplió las medidas sanitarias, al ingresar a su empleada doméstica a su vivienda, en la cual reside y está situada en uno de los dos vecindarios existentes en la ciudad: country Sierras de Tandil.

Ya estando dentro de su propiedad, un vecino, el cual se encontraba en una de las ventanas superiores de su vivienda enfrente a la del empresario, fue el testigo del insólito hecho que estaba perpetrando Cardinale.

Sin dudas, el vecino toma su celular y hace el llamado al 101, que sería el equivalente al 911, en la localidad de Tandil, para hacer la denuncia. Los efectivos de la policía local, no demoraron más de unos minutos, hasta llegar a la entrada del country Sierras de Tandil, para tomar las medidas necesarias hacia el empresario, por el simple hecho de que, estaba rompiendo una orden impuesta por el Gobierno de turno, tras el pedido de la OMS, el cual indica que, todos los países infectados por el nuevo virus COVID-19, están obligados a implementar una cuarentena y aislamiento social obligatorio.

Las medidas de seguridad en la entrada del country

Como es normal que suceda en estas urbanizaciones, los que viven dentro de los country, no tienen la obligación de que sus vehículos sean revisados por los efectivos de la seguridad privada, que se encuentran en la entrada principal, al momento del ingreso al barrio, solamente los vehículos de las visitas y de los trabajadores que ingresen a las viviendas deben ser revisados en su totalidad.

Es gracias, a este procedimiento, es que Cardinale se aprovechó para ingresar a su empleada doméstica dentro del baúl de su vehículo personal y, de esa forma, incumplir la cuarentena preventiva y obligatoria .

Cargos legales por romper la cuarentena

En el día de hoy, el empresario estaría esperando los cargos penales correspondientes, por haber incumplido la cuarentena obligatoria, que rige en el país, desde la cero hora del jueves de la semana pasada.

Se le podría aplicar el articulo 205 del Código Penal Nacional, en el que se explica; "Será reprimido con prisión de 6 meses a 2 años el que violaran las medidas adoptadas por la autoridad competente para impedir la introducción o propagación de una epidemia".

¡Qué será del empresario tandilense!

Lo conocido en las últimas horas, sería que el empresario se encuentra en libertad, pero el fiscal de la ciudad de Tandil, está trabajando para penalizar al empresario en la forma más correcta, por no haber cumplido con la cuarentena obligatoria, ordenada por el presidente de turno.

Por su parte, la empleada doméstica, no será reprimida, ni tendrá cargos en su contra, según el fiscal de la ciudad y después de haber recibido la notificación el empresario, los efectivos de la policía local, llevaron a la señora hasta su casa, para que siga con la cuarentena obligatoria.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!