Antonio Ojeda Bordón ''El rubio'' ha salido de prisión tras 5 años de condena acusado de agresión sexual a un niño de 12 años. A su vez es el principal sospechoso de la desaparición del pequeño Yéremi Vargas, de 7 años de edad en el momento del suceso, (Marzo de 2007).

Las primeras declaraciones de ''El rubio''

A la salida de prisión, ha hecho unas declaraciones exculpando a su persona de la desaparición del niño: ''Yo no se nada de Yeremi y estoy aquí cumpliendo cinco años'' Es cuando los informadores le han recordado que él había cumplido prisión por delitos sexuales a otro menor, y no por el caso Yéremi.

Desaparición de Yéremi Vargas en marzo de 2007

El suceso se remonta al diez de Marzo de 2007 cuando el pequeño de siete años de edad, jugaba con sus primos en un descampado cerca de su casa en Vecindario, localidad ubicada al sureste de Canarias. La abuela llamó a los pequeños para que fueran a casa a comer, pero Yéremi nunca llegó.

Tras la terrible situación, la familia llamó a la Policía al ver que el pequeño no aparecía y rápidamente se desplegó un dispositivo de cuatrocientas personas miembros del cuerpo de seguridad y Emergencias, además de una multitud de voluntarios que se ofrecieron a participar en la búsqueda de pequeño.

A medida que se estudiaba el caso, la teoría cada vez iba siendo mas clara y concisa, a Yéremi le habían secuestrado.Tras varios días de búsqueda, el día diecinueve de Marzo, un hombre de veintisiete años fue detenido por extorsión a la familia del pequeño, descartando que éste tuviera algo que ver con su desaparición.

Fueron muy numerosas las llamadas recibidas relacionadas con la desaparición, algunas solo sirvieron para entorpecer la búsqueda, otras, dejando pistas válidas para la investigación.

Tres años después del suceso, Yéremi fue buscado en en el chalé de Fernando Torres Baena, profesor de Karate acusado anteriormente de abuso a menores, el cual dio clases al pequeño durante los meses previos a su desaparición.

Finalmente, el sospechoso quedó libre de culpa del caso Yéremi tras quedar demostrada una coartada que le ubicaba el día de la desaparición en una exhibición de Artes Marciales.

En 2010, los investigadores descubrieron un cráneo humano en un parque infantil de la localidad, aunque se acabó descartando que fuera del pequeño.

Dos años después de dicho hallazgo, surgen nuevas pistas: Un vehículo y datos relacionados con la ropa del pequeño, lo que llevó a realizar una investigación a un centenar de personas relacionadas con delitos de pederastia.

Cuando se cumplieron nueve años de la desaparición de Yéremi, en 2016, la Guardia Civil localizó a un sospechoso ya en prisión, de la desaparición y responsable del posible homicidio del pequeño.

Antonio Ojeda Bordón, preso por otro caso relacionado con otro menor al que, en 2012, abordó y engañó hasta llevarle a su chabola en la que terminó agrediéndole sexualmente.

Tras varias versiones y culpar a otros vecinos de la desaparición del niño, Antonio Ojeda, confesó a un compañero de celda que fue el quién tuvo que ver con la desaparición, describiendo que ''Se le fue de las manos'' tras intentar agarrar al niño, y este golpearse en la cabeza, hecho que, supuestamente, según él, le obligó a deshacerse del cuerpo.

Finalmente, en 2017, los cargos presentados formulados contra Ojeda por el Caso Yéremi, fueron archivados por falta de pruebas.

A día de hoy, nadie paga por la pérdida del pequeño Yéremi Vargas, el cual, tendría hoy 20 años de edad.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!