El aspirante a rapero Wilson ordenó matar a su madre para conseguir la herencia y así repartirlo entre sus seguidores y tener algún que otro capricho. Según el "The Washington Post" la mujer murió por diversos disparos y puñaladas en un ataque desconocido.

El rapero tenía en mente "que el dinero da la fama", y con ese pensamiento llego a la conclusión de que era mejor matar a su madre y utilizar la herencia que es de más de noventa mil dólares y disfrutarla. Utilizó unos setenta mil dólares para él mismo para comprarse ropa de lujo, coches y accesorios de oro y los otro dos mil dólares los tiró al aire a personas desconocidas y mientras lo hacía se grabó para subirlo.

En este vídeo de YouTube, que lo subió a la plataforma ocho meses después del asesinato, se le puede ver tirando los veinte mil dólares mientras se ríe y dice "todo lo he hecho para mis fans". Según varias personas afirman que la madre consentía mucho a su hijo dándole todo lo que quería (coches, ropa de lujo...) y él se lo pagó quitándole la vida a la mujer que le dió luz.

Tres personas condenadas por el asesinato

Tres personas han sido quien condenadas por el asesinato. El primero ha sido el rapero que contrató a un sicario para hacer el trabajo sucio, por el cual ha sido condenado a noventa y nueve años de cárcel. El segundo condenado ha sido el sicario Eugene Spencer, condenado a cien años de cárcel, y la tercera persona Loriana Johnson, una cómplice condenada a catorce años.

La ambición del rapero ha costado la vida de la madre, que parece ser que ella le consentía todo a su hijo, y tendrá que dejar de ser rapero porque pasará su vida entre rejas por haber llegado a tales límites.

Cada vez más famoso

El aspirante ha logrado su objetivo siendo uno de los protagonistas en las redes sociales pero no como el creía, ya que en vez de ser más famoso por su Música, ahora será conocido por uno de el asesinato de su madre, que gracias a que sacó el dinero muy rápido de la cuenta aparecieron las sospechas sobre él.

Mientras el rapero disfrutaba de ser rico, la policía no había parado de investigar hasta que un momento confesó lo que hizo para lograr tener una mejor carrera de rapero y una imagen que el quería.

Wilson quería seguir los pasos de otros raperos como el rapero Drake (que repartió dinero, comida y coches a sus fans) y dar la imagen de un verdadero rapero rodeado de lujos y aparentar que le sobra dinero aunque tenía miles de seguidores en las redes sociales (Instagram y Facebook).

Por su ambición, quería tener todavía más personas que le conocieran, pero ahora no será tan conocido en la cárcel ya que pasará ahí el resto de su vida. Para Wilson todo lo ha echo por sus fans.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!