México parece estar viviendo uno de los peores momentos de su historia, en cuanto a número de asesinatos de mujeres y niños. En este caso, ha aparecido sin vida la niña de apenas siete años de edad que había sido secuestrada a la salida de su centro escolar. Gracias a una cámara de seguridad, se descubrió que una mujer se había llevado a la pequeña, Fátima, del centro. Esta noticia ha vuelto a despertar la ira en el país centroamericano tras un nuevo caso de asesinato y tortura de una menor de edad.

Se captaron imágenes de los secuestradores

La pequeña solo tenía siete años y su cuerpo apareció en una bolsa en la zona sur de la capital del país. La menor había sido secuestrada, torturada y, al final, asesinada. Una más de las muchas víctimas en el país. Pero, en este caso, una cámara de seguridad logró captar a una mujer llevándose a la pequeña Fátima de la mano de la puerta del centro escolar en el que estudiaba.

La realidad en México es difícil de asumir: a pesar de ser un país que se vende para el turismo, fallecen diez mujeres al día

Por el momento, se sabe que la pequeña habría sido torturada antes de ser asesinada, lo que ha provocado una respuesta por parte de la población, una mezcla de consternación y de indignación por parte de los vecinos de la localidad de la pequeña, que no han dudado en manifestase a las puertas del centro escolar de la pequeña.

Además, la sociedad aún no había asimilado la muerte de una joven que había sido apuñalada y degollada solos unos días antes de la desaparición de Fátima.

Según la ley del país, los fiscales no pueden facilitar el nombre completo de la pequeña. El cuerpo de la pequeña estaba dentro de una bolsa y había sido abandonado en una zona rural. Estaba en un estado tal que fueron necesarias las pruebas genéticas para poder identificarlo.

Por el momento, la policía ha interrogado a cinco personas por estar relacionadas con el caso y las autoridades están estudiando el mencionado vídeo para intentar identificar a la mujer que se lleva a la pequeña.

Incluso, Ulises Lara, portavoz de la policía, ha ofrecido una recompensa por el valor de 100.000 dólares a aquella persona que facilite información para conocer el paradero de la persona que se ocupó de secuestrar a la pequeña a la salida de su centro escolar.

Los familiares piden justicia

Maria Magdalena Antón, madre de la niña, se mostraba muy enojada y tremendamente indignada aseguraba que se tiene que hacer justicia, por su pequeña y por el resto de mujeres que están siendo asesinadas de forma diaria en México.

El crimen habría tenido lugar solo dos días después del asesinado de Ingrid Escamilla, una joven de 25 años de edad y residente en Ciudad de México , que fue asesinada por su pareja que mutiló su cuerpo y tiró varios trozos por el desagüe.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!