Un brutal accidente ha dejado consternados a los vecinos de la localidad murciana de Javier, a la altura de la AP-7. Un conductor kamikaze chocó con un total de seis vehículos, en sentido contrario, antes de fallecer. En total su irresponsabilidad ha dejado heridas a cuatro personas.

Según la información facilitada por el servicio de emergencias 112, el siniestro tuvo lugar un poco antes de las 6,30 de la mañana muy cerca de la salida 782 de la susodicha AP-7, a la altura del municipio de Balsicas, en San Javier, Murcia.

A pesar de que el accidente fue muy grave, solo se han contabilizado cuatro personas heridas

El centro del 112 Región de Murcia comenzó a recibir varias llamadas avisando de un accidente en el que habrían implicados un total de seis vehículos, en la mencionada autovía en dirección a la provincia de Alicante, justo en la salida de Balsicas.

Una patrulla de la Guardia Civil se acercó hasta la zona, además de los Bomberos y un equipo de Salvamento de la Región Autónoma de Murcia Igualmente, varias ambulancias de Emergencias Sanitarias 061 y personal que se encarga del mantenimiento de las carreteras.

El equipo sanitario ha tenido que atender a un total de cuatro heridos, que fueron trasladados de urgencia al Hospital Mar Menor de la localidad de Arcos.

No se sabe si el accidente fue a propósito con el objetivo del suicidio o una equivocación del conductor a la hora de acceder a la autopista AP-7

Entre los datos que se han facilitado del conductor kamikaze que acabó causando un accidente de proporciones inmensas era un hombre de nacionalidad británica que en el momento del accidente, iba vestido con ropa de mujer.

¿Piensas perderte estas noticias?
Pincha en el botón de abajo para mantenerte actualizado sobre las noticias que no te puedes perder, tan pronto como ocurran.
Televisión

Igualmente, ha sorprendido el hecho de que portaba una gran cantidad de colgantes religiosos.

En los seis vehículos que se vieron implicados en el accidente viajaban un total de catorce personas, por lo que, la cifra de cuatro heridos es todo un milagro. Varios testigos han asegurado que la escena era un auténtico caos, un auténtico amasijo de hierros.

El impacto que sufrió el coche del kamikaze fue frontal y mortal, de necesidad. El hombre iba en un Ford Focus y murió, prácticamente, en el mismo momento del choque.

El vehículo susodicho acabó para siniestro total, con el morro completamente reventado y el techo totalmente hundido. Fuentes policiales también han señalado que el coche tenía un fuerte olor a alcohol, aunque no se puede confirmar si el conductor fallecido iba bajo los efectos de bebidas alcohólicas o de otras sustancias. Incluso, se pudo haber confundido a la hora de coger un ramal para acceder a la autopista AP-7 o si, en realidad, su objetivo era suicidarse.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más