Una pequeña de tan solo tres años de edad ha fallecido a causa de un Cáncer que los medios no fueron capaces de diagnosticar a tiempo, ya que en un primer momento aseguraban que la pequeña solo tenía problemas de estreñimiento. Todo esto sucedió en Inglaterra. Los padres de la pequeña, que se llamaba Francesca Sio, la llevaron urgentemente a un centro sanitario en la localidad de Kent, en Inglaterra. Pero los médicos no pudieron hacer nada para salvarle la vida porque la niña sufrió un paro cardíaco causado por un coágulo de sangre. Descubrieron que la niña tenía un tumor de unos cinco centímetros de tamaño bloqueando su intestino.

La familia ha decidido salir en los medios para denunciar su caso y el fallo médico que le ha costado la vida a su hija

Los padres han realizado una entrevista en el periódico The Sun para explicar su historia y que no le vuelva a suceder a nadie más: desde hace meses su hija sufría fuertes dolores en la zona de la tripa, pero su médico le decía una y otra vez que la pequeña solo tenía estreñimiento, algo muy habitual en los Niños pequeños.

El padre de la pequeña, John, de 36 años de edad, asegura que su hija empezó a sentir fuerte dolores cuando iba al baño y no era la primera vez que sufría un episodio de fiebre alta.

A pesar de ello, los médicos siempre consideraron que se trataba de un caso de estreñimiento que se había complicado así que, a lo largo de estos meses, solo le dieron laxantes para que fuera al baño.

Sin embargo, los dolores se hacían cada vez más intensos y se repetían con más frecuencia, lo que hacía que la niña no pudiera seguir con su vida normal. Incluso, ya no podía ponerse de pie sin que le molestase el dolor del vientre, por lo que decidieron llevarla al Hospital Princess Royal de la localidad de Kent, donde le volvieron a diagnosticar estreñimiento, después de, según los médicos, hacerle un examen exhaustivo.

Pero solo cuatro días después de este diagnóstico, la pequeña sufrió un paro cardíaco, que fue provocado por un coágulo de sangre que estaría directamente relacionado con el tumor que tenía alojado en un pulmón. No fue hasta la realización de la autopsia cuando se descubrió el tumor de unos cinco centímetros que estaría bloqueando el intestino de la pequeña.

No es la primera vez que el sistema sanitario inglés recibe críticas por casos parecidos

Los médicos se defienden asegurando que intentaron salvar la vida de la pequeña, pero no tuvieron la capacidad para poder hacerlo, y aseguran que este es uno de los casos más raros que se han podido encontrar y la detección del tumor era casi imposible.

No es la primera vez que el sistema sanitario de Inglaterra es puesto en duda por los fallos o por los problemas a la hora de diagnosticar un tumor. La familia de esta pequeña está destrozada y ya ha anunciado que llegará hasta el final para saber qué fue el error que le ha costado la vida a su hija de solo tres años de vida.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más