En Estados Unidos, una noticia ha sorprendido a los medios de comunicación: el cuerpo sin vida de un niño de tan solo dos años de edad aparece en una furgoneta que utilizaba la guardería donde estudiaba el pequeño. La primera hipótesis es que el pequeño quedó olvidado allí y falleció por culpa de las altas temperaturas.

Un niño de tan solo dos años de edad ha aparecido muerto dentro de una furgoneta en la que había sido transportado, teóricamente, a la guardería a la que asistía en Florida, en Estados Unidos. Los hechos habrían tenido lugar el pasado lunes y las primeras investigaciones apuntan que el conductor se habría olvidado del pequeño dentro del vehículo y el niño habría muerto por culpa de las altas temperaturas a las que se llegaron dentro de la furgoneta.

Fueron los compañeros de aula del pequeño los responsables de avisar a los profesores del olvido del niño en la furgoneta

Los servicios de emergencia recibieron una llamada a las tres y media de la tarde solicitando asistencia médica en el centro educativo de preescolar “Ceressa Daycare”, localizado en la ciudad de Oakland Park, en Florida. Cuando llegaron al lugar, solo pudieron certificar el fallecimiento del pequeño Noah.

Según explicaron las autoridades a los medios de comunicación que llegaron a la zona, fue un compañero del pequeño quién alertó a los profesores del centro que el pequeño Noah se había quedado dormido en el interior de la furgoneta.

No se sabe cuánto tiempo estuvo el pequeño en el interior del vehículo. Pero, por el momento, todo hace pensar que el pequeño falleció a causa de las altas temperaturas que tuvieron lugar durante el lunes por la mañana, aunque serán los médicos los encargados de confirmar dicha causa tras realizar la autopsia.

Tanto los trabajadores como los voluntarios del centro educativo ya han sido interrogados para poder conocer las causas del triste incidente por parte de la policía.

La madre del pequeño ya ha pedido justicia para su hijo. Además, un familiar del pequeño ha denunciado que ningún trabajador se diese cuenta de que el pequeño se había quedado dentro de la furgoneta.

La guardería ha cerrado las puertas mientras se esté investigando los hechos que provocaron que el pequeño falleciera dentro de la furgoneta.

Si, finalmente, se confirma que el pequeño falleció por culpa de las altas temperaturas, el pequeño Nahan sería el número 24 de una triste lista de pequeños que han fallecido en Estados Unidos por culpa de las altas temperaturas dentro de un vehículo.

Hace solo unos días un padre dejó dentro de un coche, por un despiste, a sus gemelos que acabaron falleciendo por culpa de las altas temperaturas que tuvieron lugar durante esos días.

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!