La Policía ha detenido, en la ciudad de Murcia a un gorrilla por patear a un Mujer, en estado de gestación, por negarse a darle dinero. El agresor le habría dado tres patadas a la mujer, una en la boca, otra en la rodilla y, la tercera, en la barriga a pesar de estar embarazada.

La mujer embarazada tuvo que ser atendida en el hospital tras la paliza

La Policía Local de la ciudad de Murcia ha detenido, este viernes, a un hombre de 49 años de edad, que se ganaba la vida ejerciendo de “gorrilla”, por pegar y patear a una mujer, que está embarazada de 18 semanas, por negarse a darle dinero al salir de la zona de aparcamiento, según ha publicado el periódico “La Opinión de Murcia”.

Los hechos sucedieron en la Ronda de Garay, sobre las dos menos cuarto de la tarde, cuando la joven había aparcado su vehículo. El agresor, supuestamente, le exigió que le diera dinero por las indicaciones que le había dado. La víctima se negó en todo momento, por lo que el hombre empezó a seguirla hasta llegar a la plaza de la Cruz Roja, lugar donde sucedieron los hechos, el hombre la agredió pegándole tres patadas: en la boca, en las rodillas y en la barriga.

La mujer, de unos 30 años de edad, fue atendida con gran rapidez por los servicios sanitarios que se acercaron hasta el lugar donde habían tenido lugar los hechos y la trasladaron hasta el Hospital Virgen de Arrixaca, en la misma ciudad de Murcia, para que le realizasen un chequeo médico y para comprobar que el estado del bebé era perfecto.

Unos agentes de la Policía Local de la ciudad no tardaron en encontrar al culpable y llevaron a cabo su arresto. El hombre ya ha dormido en los calabozos de la comisaría de la Policía Nacional de la ciudad. El sábado tuvo que presentarse en el Juzgado de Guardia. Finalmente, será investigado por dos delitos: uno de robo con violencia en grado de tentativa y, el segundo, por lesiones.

Del Juzgado fue directamente a la cárcel.

No es la primera vez que en Murcia hay problema con los gorrillas

Hace solo un mes, dos gorrillas acababan peleándose con palos en la barriada de Vistabella, también en Murcia. Aunque hubo daños físicos, cuando los agentes llegaron a la zona, ninguno de los dos quiso presentar denuncia por los hechos acaecidos.

Pero, las agresiones no solo son entre ellos, también, contra los agentes de la autoridad y los propios ciudadanos. Por ejemplo, el otoño pasado, un grupo de agentes de la Policía Local de la ciudad de Murcia llevaron a cabo el arresto de un gorrilla al que se le acusaba de lanzar un puñetazo a otro agente que le había solicitado la identificación. Los vecinos han mostrado, en varias ocasiones, que están hartos de esta situación.

Sigue la página Televisión
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!