Esto no es el argumento de una película de denuncia contra el Racismo de Spike Lee, ni tampoco de “Arde Mississippi”. La Prensa malagueña informa desde hace días de un asunto, del cual la Policía avisa de que puede acabar en “una desgracia”, e incluye racismo, drogas y amenazas en el pequeño pueblo de Benajarafe, cerca de Vélez-Málaga, en su zona costera.

Hace unos meses, fue nombrado nuevo Párroco de la iglesia local el Padre Jesús, de raza negra y origen indio.

Desde entonces, ha denunciado amenazas de todo tipo contra él, como pincharle las ruedas del coche, golpearle, robarle en la iglesia y más incidentes. Uno de los motivos, ser negro y de origen indio. Amenazas verbales contra él del tipo “Negro, te voy a cortar la cabeza para que no te levantes mañana”, que llegaron a aparecer en la portada del diario andaluz Sur.

El Padre Jesús avisó a la Policía de que se tomaban drogas al lado de la iglesia

Esos insultos contra el Padre Jesús parten de un grupo de jóvenes y menores de edad que actúan con total impunidad en la zona.

Todo empezó cuando ellos tomaban drogas, porros según ellos, ante la propia iglesia, y el Padre Jesús llamó a la Policía por ello.

Muchos vecinos dicen que dicho grupo bebe litros y litros de alcohol, cientos de pipas cuyas cáscaras dejan por todas partes y sobre todo fuman porros, en la plaza central del pueblo. Amenazan a quienes les han delatado a la Policía, no sólo al cura.

Algunos vecinos quieren reducirlo todo a un intrascendente asunto “de chiquillos”, diciendo que en realidad no estorban ni nada.

Pero muchos otros vecinos tienen miedo incluso de ir a Misa, sobre todo a la de la tarde, por si algún día entraran los componentes del grupo. Por ello, ayer domingo convocaron una manifestación en la plaza del pueblo. Allí, denunciaron la escalada de amenazas que sufren todos los vecinos y los actos vandálicos, que han afectado a la Tenencia de Alcaldía, la Casa de Salud y un colegio local.

Benajarafe carece de policía permanente

También está la escasez de fuerzas del orden, algo que han lamentado que el Ayuntamiento de Vélez-Málaga, a donde pertenece Benajarafe, no se ha molestado en poner policía local permanente y por ello, las fechorías de gamberros como el grupo mencionado provocan continuamente.

Los del grupo cuentan a ElPlural.com su versión de los hechos, por qué van contra el Padre Jesús: “La gente se guardaba los porros porque viene la Policía y el tío [el cura] le decía a los guardias dónde los tenía escondidos. Buscaban en los árboles y todo. Eso ha sido la guerra”. Luego, se lamentaban de que tendrían que ir a “fumar y beber” al Paseo Marítimo: “Aquí lleva esto toda la vida. La típica plaza de pueblo.

Aquí no tenemos nada”.

Por otro lado, aquella es una zona, junto con la de Almería, donde Vox ha tenido muchos votos, aunque fueron sobre todo cuando las elecciones andaluzas. Ello explicaría que no se hayan tomado medidas de verdad contra este grupo. Mientras, los vecinos ocuparán la plaza central con eventos como campeonatos de parchís y lo que sea, “hasta que se vayan”.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más