El pasado domingo 13 de enero cayó dentro de un pozo en Totalán (Málaga) un niño de 2 años llamado Julen. El pozo de 110 metros de profundidad y de unos 25 centímetros de diámetro ha supuesto una dificultad muy grande a la hora de poder rescatar al pequeño. Por lo que un gran equipo de profesionales ha estado trabajando en su difícil rescate durante 13 días y superando progresivamente todas las dificultades que el terreno les ha dado. Esta es la cronología del rescate del pequeño y todo el trabajo elaborado por los profesionales que se han implicado al máximo.

Domingo, 13 de enero

El pequeño Julen cae en un pozo de unos 25 centímetros de diámetro y 110 metros de profundidad. Los equipos de búsqueda introducen una cámara para ver si pueden localizar al pequeño dentro del pozo pero se encuentran con un gran tapón de tierra y piedras a los 80 metros de profundidad y no pueden avanzar más con la cámara.

Lunes, 14 de enero

Intentan sacar la tierra del tapón que se ha formado dentro del pozo pero solo consiguen sacar unos 30 centímetros.

Finalmente encuentran una bolsa de chucherías que el pequeño tenía en el momento de caerse en las manos. Se unen todos los equipos de rescate y empieza a llegar maquinaria para poder barajar todas las posibilidades y rescatar a Julen cuanto antes.

Martes, 15 de enero

Finalmente, el equipo de rescate decide intentar volver a sacar la tierra del tapón que se ha formado de nuevo y a su vez empezar a excavar un nuevo túnel paralelo al pozo donde se encuentra el pequeño. También envían transporte para recoger a un grupo de mineros que ayudaran en la parte final de la excavación del túnel paralelo.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Historias

Miércoles, 16 de enero

El plan de rescate final de Julen será crear un túnel paralelo vertical con maquinaria y una galería en horizontal que realizarán el grupo de mineros de forma manual. También en la entrada del pozo donde está atrapado Julen encuentran un pelo que, según los resultados de ADN, es del pequeño. La tuneladora para realizar las excavaciones tiene dificultades para la llegar a la zona donde empezar a trabajar. Esto ralentiza el rescate.

Jueves, 17 de enero

La orografía de la zona obliga a cambiar el plan de rescate por la inestabilidad del terreno y el riesgo de corrimiento de tierras. Se decide hacer un segundo túnel vertical al pozo donde cayó el niño.

Viernes, 18 de enero

La tuneladora va a comenzar a realizar el túnel vertical en paralelo. Primero deben rebajar la plataforma unos 30 metros antes que la tuneladora empiece a trabajar. Encuentran dificultades en el terreno debido a su dureza a los 20 metros.

Sábado, 19 de enero

Llegan nuevas máquinas para poder superar la dureza del terreno; se ralentiza más el rescate del pequeño.

Domingo, 20 de enero

Por fin logran avanzar a unos 33 metros de excavación del túnel paralelo pero tienen que llegar a los 60 metros; después asegurarán con tubos el túnel y bajará el equipo de mineros para abrir una galería horizontal de forma manual hasta llegar donde se encuentra el pequeño Julen.

Lunes, 21 de enero

Se termina la excavación del túnel paralelo vertical; se procede a asegurarlo con tubos de metal para que no exista riesgo de desprendimiento de tierra. Surge un nuevo problema, los tubos para asegurar el túnel no encajan bien debido a un desviamiento del terreno.

Martes, 22 de enero

Se interrumpen las labores de encamisado del túnel porque un contratiempo obliga a cambiar, de nuevo, el plan previsto. Una desviación del terreno impide que los tubos que iban a proteger las parades del túnel lleguen hasta el fondo. Por tanto, vuelven a perforar el orificio para hacerlo más recto y poder continuar con el encamisado.

Miércoles, 23 de enero

Deciden seguir excavando el túnel paralelo vertical unos metros, pero se encuentran con un saliente de extrema dureza. A la vez intentan solventar el problema de los tubos de metal para asegurar el túnel.

Jueves, 24 de enero

Finalmente, consiguen entubar los 60 metros del túnel vertical. El equipo de mineros desplazados desde Asturias empieza a cavar la galería horizontal hasta llegar al punto exacto donde se encuentra atrapado el pequeño.

Viernes, 25 de enero

El equipo de mineros empieza a cavar la galería, trabajan por turnos y en pareja. Han necesitado utilizar microvoladuras varias veces por la dureza del terreno y esto ha hecho que se alargue más el rescate del niño. Los servicios sanitarios han tenido que atender al padre de Julen por un ataque de ansiedad.

Sábado, 26 de enero

De madrugada, sobre las 01:25 horas logran encontrar a Julen confirmando que ya ha fallecido. Se inicia el procedimiento para evacuar el cuerpo del pequeño Julen.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más