Las redes sociales tienen una considerable importancia el mundo; al principio fueron creadas para unir a los amigos y familiares que se encontraban a kilómetros de distancia pero, en la actualidad, para muchos son una forma de ganarse la vida que les permite generar ingresos.

Estas herramientas digitales consiguen que los usuarios creen una marca personal, realizan publicidad de distintos productos y llegan a conectarse con personas de diversas culturas; entre las mas utilizadas actualmente están Instagram y YouTube. Los usuarios que son reconocidos por tener muchos seguidores se les conoce como influencer.

Joven talento

Este es el caso de la joven colombiana Karla Michelle Estupiñán de 20 años, quien era conocida como Karlion con un poco más de 2.200 seguidores. Sufrió un accidente de tráfico en el que perdió la vida tras colisionar mientras viajaba en un Chevrolet Camaro de color blanco.

Según los funcionarios de seguridad que realizaron el peritaje del accidente, aparentemente la joven salió disparada del vehículo por el fuerte impacto del choque y murió al instante. Todo apunta a que la causa que provocó la tragedia fue el exceso de velocidad.

A los conductores de los vehículos involucrados les realizaron una prueba de alcoholemia para ver si habían ingerido alguna bebida pero salió negativa. El hecho ocurrió en horas de la madrugada del día de ayer, aproximadamente, a la una de la madrugada.

En el vehículo viajaban tres hombres, una menor de edad y la víctima mortal.

El accidente ocurrió en una curva; al parecer no se respetó la distancia de seguridad, lo que provocó que chocaran y volcaran. Además, no utilizaron el cinturón de seguridad lo que causó que tras el impacto la joven que saliera despedida por la ventana.

El último adiós

Los seguidores de la víctima todavía están sorprendidos por la noticia; la semana pasada había publicado el que seria su último vídeo.

En este espacio, sus seguidores han dejado mensajes de despedida mostrando su tristeza por lo ocurrido. De igual manera, hay comentarios de personas que llegaron a conocer de su trabajo tras enterarse que la joven había fallecido.

Por otra parte, muchas personas no le dan la importancia que las normas de tráfico tienen hasta el momento que ocurre una tragedia y se dan cuenta que una pequeña acción hace la diferencia entre la vida y la muerte.

Estar al frente de un volante es una gran responsabilidad. Es algo que hay que asumir cuando se decide emprender un viaje de carretera. Es importante siempre conducir a la defensiva y estar atento a lo que sucede alrededor.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!