Aproximadamente unas 20.000 hectáreas han sido consumidas en los seis días que lleva activo el incendio en Portugal, los efectivos bomberiles han hecho todo lo posible por tratar de extinguir el incendio, pero los resultados no han sido los esperados. Actualmente el incendio se encuentra cerca de la villa medieval de Silves.

Las llamas se han propagado con tanta rapidez, que ha sido difícil atacarlo por cualquier zona, sumado a esto la ola de calor que ha azotado al continente europeo, han fomentado a que el incendio tome más fuerza y se propague, consumiendo hectáreas de vegetación a su paso.

Quejas por parte de la comunidad

Los residentes de la zona, han expresado quejas hacia el gobierno local, debido a la brusquedad con la que los efectivos de rescate han hecho el desalojo de los residentes en la zona. Personas han tenido que dejar sus mascotas en sus casas porque los rescatistas los sacaban a la fuerza, además también se han molestado por la poca información sobre el caso que dan los medios de comunicación local.

Aproximadamente unos 1500 efectivos participan en las labores de rescate y apagado del incendio, además de las personas, España ha prestado su colaboración con personal de rescate y con dos aviones antiincendios. Algo que preocupa a las autoridades locales, es el hecho que el incendio se acerca rápidamente a una de las playas que son joyas turísticas de Portugal, donde se encuentran cientos de miles de visitantes.

Recordemos que hace un año, ocurrió el peor incendio que ha sufrido el país, este sucedió en Pedrogao Grande, donde perdieron la vida 64 personas, y hace unos meses, perdieron la vida unas 50 personas, debido a los incendios forestales en octubre del año pasado.

Medidas rigurosas

Antonio Costa ha indicado una serie ambiciosa de medidas con el fin de apagar las llamas, también informó que la dificultad para combatir el incendio, no ha sido la falta de efectivos, es la dificultad del terreno, así como las condiciones climatológicas actuales, las cuales favorecen aún más las llamas.

En la zona se registran temperaturas por encima de los 40° centígrados.

El Primer Ministro concluyó que deben tener cautela los residentes de la zona y que podrían pasar varios días para que el incendio pueda ser controlado y extinguido de manera efectiva. Se estima que el incendio deje daños materiales y naturales, por millones y millones de euros, además que pasara un buen tiempo para que la zona afectada pueda regenerarse.

Sigue la página Historias
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!