El esperado Huracan Lane ha impactado en las islas de Hawaii haciéndose sentir con fuertes vientos y lluvias torrenciales que ya han causado devastadoras inundaciones y derrumbes. Autoridades y expertos no pronostican buenos escenarios para las Islas y expresan preocupación; lo peor aún está por llegar.

Difícil de pronosticar

Las autoridades advierten que el paso del Huracán Lane debe asimilarse con gran seriedad. A pesar que su intensidad a disminuido a la categoría 2 en la escala Saffir-Simpson, su avance lento prolonga los azotes de las torrenciales lluvias y fuertes vientos, causales de catastróficos escenarios.

Las lluvias precipitadas, alcanzan hasta 40 pulgadas (1mt) en algunas zonas.

Los centros de evacuación albergan más de 2000 personas, y se espera que este sábado supere los 3000. Se estima mayor repercusión en el conocido archipiélago hawaiino las próximas 48 a 72 horas, según el jefe de la Agencia Federal de Emergencias (FEMA) Brock Long.

Desde la advertencia de huracán esta última semana los habitantes hawaiianos se abastecieron de comida, medicinas, gasolina, gas propano para cocinar, como reservas para al menos 14 días, adecuándose a las sugerencias de las autoridades locales.

Tras el desastre del huracán María en la isla de Puerto Rico el pasado 2017, las autoridades decidieron prestar especial atención al sistema de energía eléctrica, para evitar la deficiencia al recibir apoyo médico que dejó un elevado saldo de fallecidos que lamentar.

Varias aerolíneas han cancelado sus vuelos internacionales e internos a los aeropuertos de la isla debido al estado de emergencia climática.

Turistas osados

A pesar que este huracán es uno de los más fuertes en los últimos 15 años, algunos turistas no se abstuvieron de disfrutar de las atractivas playas que desde el jueves registran altas oleadas, y que implican una de las principales preocupaciones.

Se pronostica un aumento de hasta 1 metro en el nivel del mar. Las autoridades policiales instaron a abandonar el sitio.

Medidas de emergencia

El decreto de emergencia emitido por el mandatario estadounidense Donald Trump permite la utilización de fondos federales.

Se encuentran habilitados 45 centros de evacuación contando con transporte gratuito para el traslado de los afectados.

La guardia costera ha anunciado la disposición de 57.000 efectivos militares preparados para administrar las situaciones de emergencia que se presenten por el paso del arrasador huracán.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!