Muere un hombre de 74 años por la picadura de una garrapata, cuando este se encontraba de en el campo en Badajoz. El paciente falleció en la madrugada del ocho de agosto, en el complejo asistencial del Ávila. El Centro Nacional de Microbiología del Instituto de Salud Carlos III confirmó que se trata de la enfermedad fiebre Crimea-Congo, que es una enfermedad rara.

Características clínicas y evolución del caso

El hombre falleció en el Complejo Asistencial de Ávila debido a una patología conocida como Crimea-Congo, que es un tipo de fiebre hemorrágica. En el mes de julio del presente año, el hombre fue picado por una garrapata, cuando participaba en una actividad cinegética y murió después de 15 días de haber sufrido la picadura.

El paciente presentó un proceso infeccioso, que le produjo un cuadro de fiebre alta acompañada de hemorragias, que finalmente provocaron su muerte. La enfermedad conocida como fiebre Crimea-Congo se contrae por la picadura de una garrapata del género Hyalomma infectada o por contacto directo con fluidos o secreciones del paciente, durante la fase aguda de la patología. El periodo de incubación es de dos semanas.

Casos anteriores de la patología en España

En el año 2016, se describieron dos casos de esta enfermedad en España. Uno de los casos: se trató un hombre de 62 años, que fue picado por una garrapata, durante un paseo en el pueblo del Ávila, se infecto y falleció en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid. El segundo caso, la enfermera que atendió al paciente de 62 años y que se contaminó con los fluidos de éste, cuando le recibió durante su ingreso al hospital.

Campaña informativa y de seguimiento de los contactos

Las autoridades sanitarias están realizando una campaña informativa, resaltando la importancia de utilizar vestimenta y zapatos adecuados, durante los recorridos por el campo, para evitar la picadura de garrapatas. Así mismo, recomiendan el uso de repelentes, tanto en humanos como en animales. Por otra parte, exhortan a las comunidades de eliminar la presencia de las garrapatas.

El servicio de epidemiología de la junta de Castilla y León, junto al complejo asistencial de Ávila, están tratando de ubicar los posibles contactos del paciente fallecido, para explicarle lo que deben hacer. Sonia Tamames, jefa de servicio de epidemiología, explicó que se está haciendo el seguimiento de cien personas que estuvieron en contacto directo con el fallecido, desde el momento que comenzaron los primeros síntomas (fase aguda de la enfermedad donde pueden contagiarse).

La mayoría de las personas que a las cuales se les está haciendo seguimiento, forman parte del personal sanitario, como médicos, enfermeras, camareras, auxiliares y todas aquellas personas que estuvieron en contacto con el paciente o sus muestras, así como los familiares del fallecido.

Tamames informó que las personas si no enferman, no representan un riesgo para otros y puede llevar una vida normal. Pero deben informar si presentan algún síntoma como fiebre, vómitos, dolores abdominales o si van a salir de viaje fuera de la localidad. Se deben tomar la temperatura dos veces al día. Tamames también informó que la enfermedad se transmite con dificultad

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!