Según los últimos reportes, a 15 asciende la cifra de fallecidos por los incendios forestales que consumen California, y no se han logrado controlar a pesar de los esfuerzos de los cuerpos de bomberos y de seguridad locales y nacionales. Los más severos de la temporada, han sido los incendios Carr, en Redding y el de el condado de Mendocino, ubicado a 145 km de la ciudad de San Francisco.

15 han sido las víctimas fatales

El pasado 23 de julio en California, a unos 16 km al oeste de Redding inició “Carr”, un incendio forestal que en 72 horas se propagó velozmente, favorecido por acción de los vientos y la sequía, y dejó un saldo de 8 muertos.

Entre las víctimas fatales, había una anciana de 70 años y dos niños de 4 y 5 años, que fallecieron en el interior de sus viviendas. Además, 1.500 hogares fueron destruidos por el fuego y unas 38 mil las personas debieron ser evacuadas de la zona.

Sin que “Carr”, se haya logrado controlar por completo, ahora hay un nuevo incendio en el condado de Mendocino que se ha propagado también rápidamente, haciéndose más grande de lo que fue “Carr”, y el tercero más grande en la historia de California. Ha arrasado con aproximadamente una extensión de 80 mil hectáreas del condado. Este incendio, ya lleva 7 muertos y se han evacuado más de 16 mil personas de la zona, además, las llamas avanzan y han sido difíciles de controlar, debido a los fuertes vientos, la baja humedad y las altas temperaturas que superan los 32 grados.

Es por ello que, según informan las autoridades, ambas zonas permanecen en alerta roja, el cual fue emitida por el Servicio de Meteorología Nacional.

Trump ha decretado estado de desastre

Las labores de rescate no han parado, desde que iniciaron estos incendios, todos en un esfuerzo se han concentrado en tratar de contener y apagar las llamas.

Dada la situación, en días pasados, el presidente de EE.UU., Donald Trump, declaró estado de emergencia en California, para que la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias y el Departamento de Seguridad Nacional , coordinaran las labores de rescate. Pero el fuego lleva ya casi 15 días, por lo que ahora Trump, ha declarado estado de desastre en California, ordenando de esa manera, el desvío de los fondos de emergencia, de forma inmediata para combatir los incendios que, están arrasando con el estado.

Con esto se espera reforzar los servicios de emergencia del estado y locales, en las zonas afectadas por el fuego, que comenzó el pasado 23 de julio de 2018, y que aún no se ha podido controlar.