Un trabajador de la línea aérea Alaska Airlines se robó un avión bimotor sin pasajeros, el pasado 10 de agosto, y luego de realizar varias maniobras acróbatas en el aire, se estrelló en la bahía de Seattle, una ciudad del estado de Washington, ubicada hacia el noroeste de los Estados Unidos. Las autoridades policiales de la zona descartaron que se tratara de un ataque terrorista, pues dicho sujeto tenía tendencias suicidas y actuó de manera independiente.

Richard era mecánico de una aerolínea

El pasado 10 de agosto, un sujeto que trabajaba como mecánico para la compañía aérea Alaska Airlines, despegó un bimotor a hélice modelo Bombardier Q400, que tiene capacidad para 80 personas, y que iba sin pasajeros al momento de despegar.

Dicha aeronave pertenecía a la línea Horizon Air, que es una filial de Alaska Airlines.

El director de operaciones de aviación del aeropuerto de Seattle-Tacoma, Mike Ehl, aseguró que el sujeto, quién se identificó con la torre de control como "Richard", no cometió violaciones de seguridad en la pista. Sin embargo, según señaló Gary Beck, presidente de Horizon Air, Richard no tenía licencia de piloto, y estos aviones comerciales son complejos. Por otro lado, señaló Beck que la aeronave no tenía estipulado salir con pasajeros a bordo y estaba en posición para mantenimiento.

Tenía tendencias suicidas

De igual modo, según relataron sus compañeros de trabajo, a un diario local, al parecer Richard era un hombre muy callado, adicionalmente se conoció, que actuó solo y tenía tendencias suicidas, motivo por el cual la policía de Seattle descartó que se tratara de un ataque terrorista.

Por otro lado, la grabación del audio entre Richard y la torre de control, lo mostraban entre excitado y confuso, según lo divulgado por el diario Seattle Times. Al parecer, según lo que dijo, el sujeto tenía intenciones de ir a la montaña Olimpus, ubicada cerca de la frontera con Canadá. Mientras la torre de control trató de disuadirlo para que aterrizara en una base militar.

Richard confesó que era un “tipo destrozado” con algunos “tornillos sueltos” y que le gustaría disculparse con todos los que se preocupaban por él.

Fue grabado por un aficionado

Según informes preliminares, el avión estaba haciendo acrobacias en el aire y se presume que la falta de habilidades del sujeto para volar, hizo que el avión se estrellara contra Puget Sound, en la isla Ketron.

De hecho, un vídeo difundido en las redes sociales y grabado por un aficionado, muestra al bimotor haciendo acrobacias y luego volando sobre el agua, a una altura muy baja. John Waldron, el aficionado que grabó el video, relató a CNN, que le pareció extraño y por eso grabo, pero que cuando lo vio dirigirse a la isla, dejó de filmar y corrió a protegerse. Luego de eso solo vio un destello y una gran nube de humo.

Cabe destacar que una vez despegó el avión, fue perseguido por dos caza-bombarderos F-15, despegaron desde Portland en Oregón, para tratar interceptarlo, pero estas otras dos aeronaves no tuvieron nada que ver con que el bimotor se estrellara.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!