Buena Música, risas, buen ambiente y una noche mágica. Eso es lo que esperaban todos los jóvenes asistentes al último concierto del festival O Marisquiño después de tres días ininterrumpidos de música gratuita y competiciones de deportes urbanos. Pero ninguno se imaginaba lo que iba a suceder durante la actuación del cantante mallorquín de Hip Hop Rels B. De un momento a otro, la que iba a ser una noche mágica se convirtió en una noche trágica, ya que el suelo de madera sobre pilotes de hormigón del paseo marítimo de Vigo cedió y se vino abajo tirando al agua a cientos de jóvenes.

Se vivieron momentos de angustia

Las víctimas vivieron momentos de angustia, ya que cayeron al agua de una forma inesperada y nada podían hacer por salir de ahí porque encima les seguían cayendo más jóvenes impidiéndoles nadar. El incidente se vivió con pánico desde todos los lugares y muchos de los asistentes no supieron que sucedió y se dejaron llevar por las instrucciones del cantante mallorquín que pedía colaboración para poder salir del recinto de la mejor manera.

Hubo muchos que ante el pavor salieron corriendo del lugar, sin embargo, no se produjo una avalancha posterior al accidente gracias a la buena labor de los servicios médicos, así como de los bomberos que acudieron rápido al puerto y pudieron coordinar el desalojo con éxito. En el mismo lugar de los hechos, a medianoche, se confirmaba que había cientos de heridos, sin embargo, no había ninguna persona atrapada entre los escombros.

316 heridos 9 de ellos graves

El último balance de la Xunta de Galicia habla ya de 316 heridos, 9 graves, entre los que se encuentran dos menores de edad, y otras dos personas están en la UCI.

Ahora miles de jóvenes piden explicaciones tras lo ocurrido, ya que vivieron momentos de mucho pánico y en las ediciones anteriores del festival nunca había ocurrido nada similar.

"Todo el mundo entró en pánico. La gente empezó a correr y se produjo una pequeña avalancha. No sabíamos bien qué estaba ocurriendo, pero teníamos mucho miedo y se crearon momentos de mucha ansiedad. Fue una noche horrible", decía una testigo.

En esta misma línea otro joven indicaba que amigos suyos se encontraban en el lugar del incidente: "Varios amigos míos se encontraban en el lugar, cuando de repente el muelle de madera se vino abajo.

Gracias a Dios están bien y no les pasó nada, porque estuvieron rápidos y cuando la plataforma se iba abajo ellos consiguieron saltar a la explanada y no cayeron al agua como otros muchos jóvenes".

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!