El pasado sábado 23 de junio se perdieron en una Cueva en Tailandia un equipo de fútbol de 12 niños adolescentes y su entrenador al realizar una excursión. Tras cumplirse diez días desde que desaparecieron han sido localizados con vida las trece personas atrapada en esta cueva en Chiang Rai, después de quedar atrapados sin poder salir de ella, debido a las inundaciones por lluvias.

Se dieron por perdidos cuando un guardabosques encontró unas bicicletas en las que los doce jóvenes y su instructor llegaron a la zona de la cueva, donde según se les había advertido a los turistas no adentrarse por el peligro que existía debido a las fuertes lluvias en la zona.

El guardabosques al notar que nunca volvieron pasado el tiempo límite de excursión alertó a las autoridades del lugar y a los rescatistas.

Fueron encontrados gracias a la labor de dos buzos de nacionalidades británicas, que encontraron milagrosamente a este grupo de excursionistas en un pequeño espacio que quedaba sin que les llegase el nivel del agua. Los buzos declararon que lograron comunicarse con los jóvenes donde les lograron decir “aguarden, pronto los sacaremos”.

La pesadilla no ha terminado

De acuerdo con la información que dieron las autoridades pudieron dar con el paradero de las personas desaparecidas, sin embargo, declararon que debido a que existen pronósticos de lluvias durante las próximas horas en la zona donde se encuentran atrapados se extenderá mucho más tiempo el rescate.

Según los rescatistas encargados en el caso podrían llegar a tardar semanas o incluso meses, debido a las fuertes lluvias. El jefe de los rescatistas declaró que se preparan para enviarles alimentos y agua potable.

Un equipo grande de alrededor de 1.500 personas, en las que se encuentran los cuerpos de bomberos, la marina, los militares, los guardabosques locales, los equipos especializados de muchos países que mandaron su ayuda y muchos voluntarios están apoyando para lograr sacar sanos y salvos a estas personas.

Se calcula que se debe intentar el rescate por varias semanas debido al alto nivel del agua localizado dentro de estas cuevas.

¿Como sobrevivieron?

Es un interrogante que se plantean muchos, durante tantos días sin alimentarse, sin tomar agua potable. Expertos declararon “que estén vivos los adolescentes y su entrenador es un verdadero milagro.

También los ayudó a mantenerse con vida la temperatura de la cueva que gracias a que no era tan fría no llegaron a sufrir de hipotermia”.