A partir del día de ayer se encuentra en la cárcel de Brieva, en Ávila, Iñaki Urdangarin, lugar que fue escogido por el mismo a solicitud de la Audiencia Provincial de Palma, ente que le había dado, el miércoles de la semana pasada un plazo de 5 días para que decidiera a que cárcel quería ser enviado.

Iñaki Urdangarin esposo de la Infanta Cristina fue condenado a 5 años y 10 meses por el Tribunal Supremo. La prisión de Brieva es una cárcel de mujeres, pero tiene una sección para hombres y por la seguridad que se debe tener con el detenido se encontrará en una situación de casi aislamiento puesto que solo tendrá contacto con los guardias y funcionarios del lugar.

Entre las personas que han ocupado este módulo de hombres en esta cárcel, se encuentran el ex director General de la Guardia Civil, Luis Roldan, así como Mikel Sueskun, condenado por colaboración con el grupo terrorista ETA.

La sección de hombres de la cárcel de Brieva solo tiene 5 celdas y las demás están vacías actualmente, el preso no tendrá ningún contacto con las 99 presas que se encuentran en este momento en la cárcel.

Entrada de Urdangarin a la cárcel de Brieva fue con total normalidad

La entrada del cuñado del Rey, Iñaki Urdangarin fue totalmente tranquila, se cumplieron todos los trámites rutinarios que se realizan en el ingreso de un preso, como toma de huellas dactilares, fotografía, exámenes médicos y psicológicos. Se le fue entregado la ropa de cama y productos de higiene personal, así como material informativo de sus derechos y deberes mientras este recluido.

La rutina que tendrá Urdangarin diariamente comenzará a las 8.30 en la mañana, donde saldrá al patio y luego regresará a su celda a las 21.00, teniendo derecho a tres comidas, leer, ver televisión y también podrá optar a cursar estudios a distancias si así lo desea.

Caso Nóos fue fundamental para llevar ante la justicia a Iñaki Urdangarin

El ex deportista fue enviado a la cárcel luego de un juicio por los delitos de fraude a la administración pública, malversación de fondos, falsedad, prevaricación y blanqueo de capitales.

El caso Nóos fue abierto en el 2010 a consecuencia del caso Palma Arena en el que sus involucrados desviaron más de 50 millones de euros destinados a la construcción del Polideportivo Palma Arena y que contenía suficientes documentos con motivos suficientes como para abrir un caso aparte. El juez Jose Castro solicito información sobre convenios firmados en 2005 y 2006 donde estaba involucrada la Fundación Nóos, presidida para ese momento por Iñaki Urdangarin, duque de Palma.

El 29 de Diciembre de 2011 el juez Jose Castro imputo a Undagarin y en el sumario se puede apreciar que este junto a su socio Diego Torres obtuvieron 5,8 millones de euros del Instituto Nóos, lo que se corresponde con la cantidad que recibió el Instituto de los Gobiernos balear y valenciano.

Sigue la página Casa Real
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!