El caso de Ana Julia Quezada, la responsable de la muerte del pequeño Gabriel, arroja nueva evidencia que podría permitir a las autoridades abrir una nueva investigación en su contra. Además, la nueva información del sumario respecto a la desaparición y posterior búsqueda del infante español demuestra cosas importantes.

La camisa, ¿una pista o un despiste?

Recientemente, fueron reveladas algunas de las declaraciones dadas por Ana Julia que fueron incluidas en los documentos del sumario de la causa segunda. La dominicana explicó que dejó la camisa del niño cerca de la casa de su exmarido, Ángel Cruz, para darle esperanza al hombre de que el niño seguía con vida y no hacerle daño.

Sin embargo, las autoridades no descartan que, en lugar de darle un respiro a su expareja, se trataba, en verdad, de un intento de despistar a los oficiales.

El oscuro pasado de Ana Julia

Sin embargo, la historia no termina aquí. El oscuro pasado de Quezada hizo que la Guardia Civil de Almería iniciase una investigación sobre su vida pues, al parecer, no es la primera vez que la muerte rodea a la victimaria.

Al llegar a España, a principio de los años 90, Ana Julia conoció a su primer marido y, para 1995, decidió traer a Ridelca, su hija de cuatro años. Sin embargo, apenas cuatro meses después de su llegada, la niña murió en extrañas circunstancias. En ese entonces, la policía archivó el caso por tratarse de un accidente doméstico, en donde la niña cayó por una ventana cuando era sonámbula.

Meses después, Ana y su primera pareja se separaron y esta se casó con el que sería su segundo esposo, un hombre alcohólico que falleció en 2012. La familia de la víctima sospecha que Ana se vio involucrada en su muerte y asegura que la mujer obtuvo una cuantiosa suma de dinero pues compró una casa de 45.000 euros en su tierra natal y, además, cobró otros 30.000 euros de un seguro que su fallecido esposo había puesto a su nombre.

Luego de esto, conoció al que sería su tercer esposo quien falleció por tener un cáncer de garganta. La familia afirma que de él recibió alrededor de 17.000 euros.

¿Qué hay del primer esposo?

Las autoridades no podían dejar de lado tan importante evidencia e interrogaron al que fue su primer marido, quien declaró que cuando vivía con Ana Julia, tuvo episodios de fiebres repentinas sin causa aparente.

Al preguntarle si tenía un seguro de vida con su pareja, el hombre respondió que sí. Informó, además, que no tuvo episodios similares luego de separarse de Ana Julia. Añadió, además, que la muerte de Ridelca era un misterio, porque la niña nunca había sido sonámbula en el pasado.

Si bien, aun no cuentan con suficientes evidencias, las autoridades no descartan abrir un nuevo caso en contra de Ana Julia por el posible intento de asesinato de su primer marido y la misteriosa muerte de su hija.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!