El arquitecto Español, Mark Fenwick, se ha ganado el seudónimo del arquitecto del Mundial 2022, puesto que es el encargado de diseñar tres de los ocho estadios dispuestos para la Copa del Mundo a celebrarse dicho año en Qatar.

Entre sus obras destacan el diseño del Estadio Nacional de Noruega o el estadio de fútbol para el Valencia C.F. que tiene un aforo de 75.000 espectadores, por lo que es considerado el más grande en Europa. Sin embargo, su diseño La Quinta Torre Caleido (En Madrid), lo convirtió en el líder del llamado “Blue Architecture” que tiene como objetivo fundamental brindar bienestar a las personas que hacen vida en sus edificios.

¿De qué se trata este nuevo proyecto?

Se espera que para el Mundial Qatar 2022, Fenwinch Iribarren Architects, empresa de renombrado arquitecto, haya finalizado los tres proyectos que tienen a su cargo. Si bien los tres diseños serán emblemáticos, el Ras Abu Aboud, representará la innovación del momento.

El estadio, será el séptimo de los ocho campos dispuestos para el campeonato y podrá recibir a más de 40.000 espectadores. Asimismo, tendrá una estructura completamente desmontable con la finalidad de ser utilizado en otros ambientes deportivos o transformado en diferentes locaciones culturales.

En este campo, que estará ubicado en la costa de Doha, próxima a la capital qatarí, se jugarán varios partidos del mundial, por lo menos hasta los cuarto de final, de acuerdo con la información suministrada por el Comité Supremo para el Legado de Qatar 2022, responsable de las infraestructuras del Mundial.

Igualmente, se prevé que el espacio que ocupe el estadio sea reutilizado un año después del campeonato en la construcción de un parque.

Según lo señala Fenwick, la idea de realizar un estadio portátil, responde a la necesidad de acabar con los estadios inservibles, aquellos utilizados en un solo evento, debido al alto costo de su mantenimiento, como los de Sudáfrica o Brasil.

Un diseño, un estadio, un proyecto de desarrollo sostenible

Los organizadores del campeonato, aseguraron que por ser una edificación removible, se utilizarán menos materiales para su construcción, lo que reducirá la producción de residuos, y a su vez, la emisión de gases de efecto invernadero.

Por consiguiente, Federico Addiech, director de Responsabilidad Social Corporativa de la FIFA, señaló que Qatar estará ofreciendo para el año 2022 grandes resultados en lo que se refiere a innovación y sostenibilidad.

De igual manera, Mark Fenwick, uno de los responsables de este proyecto, indicó que se siente satisfecho con su trabajo, pues, para él es un orgullo que el Ras Abu Aboud sea el primer estadio portátil y reutilizable de un Mundial. Al mismo tiempo, aseguró que esta idea innovadora servirá de inspiración para otros arquitectos en el mundo que posean las mismas habilidades de diseños estéticos y que, a su vez, dejen un legado.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!