Tener contracciones cada 5 minutos y no poder caminar o hablar de lo fuertes que son, romper fuente y sentir que tu parte íntima está dilatada, son los síntomas que debes tener en cuenta para ir al médico lo más rápido que puedas, ya que estás a punto de dar a luz.

Es recomendable que no estés sola en las últimas semanas de embarazo, porque esta situación se puede presentar en cualquier momento y vas a necesitar mucha ayuda. Lamentablemente, esto no ocurrió con Tina Freeman, una joven de 22 años estadounidense que tuvo que dar a luz sola en un hotel y con la ayuda de un tutorial de YouTube.

Freeman es una informática de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos y sus dolores de parto comenzaron mientras estaba en un avión, cuando disfrutaba de sus vacaciones por Europa.

En pleno vuelo comenzó a sentirse mal, un fuerte dolor de estómago que lo asoció a un salmón que le habían dado durante el viaje. Ella tenía una escala en Estambul, donde decidió quedarse en un hotel por su mal estado físico.

¿Pero por qué buscar un hotel y no un hospital si estaba embarazada?

Pues la respuesta es muy simple, Freeman no asoció los dolores con su embarazo, ya que ella solo se había enterado que iba a ser mamá dos meses atrás. La joven informática no planeaba tener un bebé, de hecho, siempre tomaba las píldoras y su cuerpo nunca demostró que estaba creciendo una vida en su vientre.

Modo Millennial activado

Cuando se dio cuenta de lo que realmente estaba pasando, ya era un poco tarde. Nadie hablaba inglés y no la podían ayudar con su emergencia.

Entonces, hizo lo que muchos hacemos cuando queremos resolver una situación, pero no sabemos cómo, buscamos un tutorial en YouTube.

El espíritu Millennial salió a relucir en Tina y llenó una bañera de agua tibia y esperó a que sus contracciones fueran cada 2 minutos para empezar a pujar y el bebé naciera. Todo salió muy bien, pero todavía le quedaba cortar el cordón umbilical y para ello buscó otro tutorial.

No tenía pinzas para hacerlo, así que usó uno de los cordones de sus zapatos, esterilizados previamente en el hervidor eléctrico para hacer té.

Al día siguiente fue al aeropuerto con el bebé en brazos y tuvo que dar explicaciones de cómo había pasado todo. Las autoridades le hicieron las pruebas suficientes para comprobar la historia y la llevaron al consulado de Estados Unidos para hacerle el certificado de nacimiento al niño, quien lleva por nombre Xavier Ata (Ata significa antepasado en turco).

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!