El próximo sábado 10 de marzo de 2018 entre las 10 y las 14 horas tendrá lugar la XXI campaña de Medicamentos Solidarios que organiza #Banco Farmacéutico (ONG de la #Farmacia) en un gran número de farmacias españolas. Esta campaña, que se inició en 2007, ha consistido siempre en la recogida de medicamentos y productos sanitarios sin prescripción médica para poder aportárselos a personas que no tenían la capacidad económico necesaria como para permitírselos; entre estos medicamentos se podía encontrar por ejemplo paracetamol, prótesis dentales, antiinflamatorios, etc.

Según informa imFarmacias en un artículo compartido por Banco Farmacéutico en su página de Facebook, esta campaña se llevará a cabo el día 9 de marzo en Aragón dado que gran parte de las farmacias cierran los sábados.

Nuevo funcionamiento

Este año la ONG ha variado ligeramente el funcionamiento de la campaña y en vez de recogerse medicamentos que no requieren prescripción médica, este año se recaudarán fondos económicos para ayudar a pagar planes de medicación de personas sin los recursos necesarios, enfermos graves o crónicos. El objetivo es alcanzar los 30 000 euros.

Para esta campaña se necesitan miles de voluntarios, los cuales pueden inscribirse a través de la web de la ONG, en las ciudades de Barcelona, Madrid, Gerona, Zaragoza, Lérida, Málaga, Tarragona, Huesca y Teruel. Estos voluntarios podrán ponerse en contacto con la farmacia que prefieran, las cuales tendrán que formalizar la inscripción según unas pautas que les han sido enviadas .

Los voluntarios

Este año la función de los voluntarios ha variado ligeramente, ya no tendrán que "persuadir" a la clientela de la farmacia para que compren un medicamento de los que aparecían en la lista, algo que solía provocar rechazo en algunos clientes pensando en el "dónde irán a parar los ingresos".

Este marzo, los voluntarios tendrán como función principal animar a los clientes de las farmacias a que compren un cupón solidario (similar a las papeletas que se venden en Navidad o en viajes de estudios) con el precio de dos euros cincuenta (2,5€) para lograr alcanzar el objetivo previsto.

Esta campaña confía, según palabras del presidente de la ONG (Àlex Brenchat), en el gesto de gratuidad y la acción desinteresada de las personas, incluyendo tanto a la clientela como a los voluntarios o las farmacias. Por último, unos días antes a la jornada se organiza una reunión informativa en la que se explica en detalle el funcionamiento de la campaña y se dará información sobre la situación de pobreza farmacéutica que se vive en nuestro país.

La iniciativa es verdaderamente agradable y permite pasar una gran mañana, quizás incluso llegando a trabar amistad con el farmacéutico en cuya farmacia se haga el #Voluntariado o con el otro voluntario (se esperan dos voluntarios por farmacia). Desde luego, quien lo pruebe, se quedará con ganas de repetir.

Fuera de España

Esta iniciativa también se lleva a cabo en otros países como Portugal o Italia, donde aparentemente surgió el proyecto del Banco Farmacéutico. Hay que decir que Rivera propuso en un momento un proyecto similar con el fin de dar medicamentos a las familias necesitadas de Venezuela.