Son muchos los ciudadanos chinos que están regresando a su país. Y es que, nos encontramos sin duda ante un éxodo de ciudadanos chinos a su país de origen como consecuencia de la crisis económica en España causada por la pandemia del coronavirus.

Éxodo masivo de ciudadanos chinos al país de origen

Hace más de un año la pandemia se originó en China y el resto del país era totalmente ajeno a la situación. Fueron los comerciantes chinos los primeros que bajaron las verjas de sus negocios para evitar una propagación masiva del virus. Además, las estrictas medidas que tomaron desde el primer momento en el país hicieron que las personas contagiadas fueran menos que en el resto del mundo.

Según datos de la comunidad china, se han contagiado 1.300 ciudadanos en el país y han fallecido 21 de las casi 300.000 personas chinas que residen en nuestro país.

Ciudadanos chinos obligados a cerrar sus negocios y volver a su país

Aunque la crisis económica del país causada por la pandemia del Coronavirus está afectando a todos, el sector de hostelería y los negocios son de los más afectados. Es por ello que los bazares chinos también están causando pérdidas en sus negocios. La asociación de comerciantes chinos en la comunidad de Valencia han explicado que "han cerrado muchos bares y restaurantes, algunos pueden hacer comida para llevar pero en otros los gastos son más que los ingresos y no pueden pagar los alquileres de los locales". Sin lugar a dudas un año muy duro para todos.

Salida masiva de ciudadanos chinos en Alicante

Alicante es una de las zonas que más está notando la marcha de los comerciantes chinos a su país. Muchos comerciantes se han visto obligados a cerrar los negocios y otros muchos han vuelto a su país ante la imposibilidad de seguir aquí por carecer de ingresos. Los polígonos de Alicante donde con anterioridad se veía gran actividad derivada de los bazares chinos ahora lucen casi desolados por la falta de negocios que se han visto obligados a echar el cierre.

Algunos vuelven a su país también para vacunarse

Además del éxodo que se está viendo causado por el cierre de negocios muchos ciudadanos chinos aprovechan para vacunarse en su país de origen. Un afectado chino lo explicaba con estas palabras: “He vuelto a China para vacunarme, aprovechando que el restaurante donde trabajaba en España lo tuve que cerrar”.

Y es que, la costa blanca no vive su mejor momento. El año pasado vivían 15.00 chinos que no solo poseían bazares y restaurantes chinos. También realizaban inversiones inmobiliarias. Actualmente, el 20% de esta población ha regresado a su país o se han trasladado a otras provincias españolas que no dependen del turismo.

Sigue la página Coronavirus
Seguir
¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!